Ocurrió en el colegio Las Calasancias de Bami. La menor acudió con sus padres a la fiesta de fin de curso. Según la denuncia de su padre, L. O. L., ante la Policía, una chica se enfrentó a su hija y, aunque su madre intervino por el cariz «agresivo e insultante» de la conversación, la supuesta agresora «se arrojó sobre la niña». La directora del centro, Ana Moraleda, intervino, pero la agresora volvió con un grupo de entre 10 y 15 adolescentes, algunos alumnos del colegio. Uno dio una patada a la madre y otro un puñetazo a L. O. L. El hecho motivó la presencia de la Policía. El colegio ha expulsado a las dos chicas porque «ambas son alumnas y ambas agredieron».