El cogobierno de IU con el PSOE no está del todo cerrado. Aunque la coalición de izquierdas casi daba por hecho el pacto entre ambos partidos, el candidato del PSOE a la Alcaldía de Córdoba, Rafael Blanco, dio un ultimátum ayer a la alcaldesa en funciones, Rosa Aguilar: o IU hace un «mayor esfuerzo» (lo que quiere decir más poder dentro del equipo de Gobierno) o ve difícil cerrar un acuerdo. De momento, Blanco avisó de que el pacto «está muy lejos». Y es que, para los socialistas, la actitud de IU es «correcta, pero no concuerda con el deseo de acercar posturas». Según el candidato, responsables de esta formación de izquierdas vendieron ayer que «todo estaba hecho en cuanto a la formación de un Gobierno conjunto, pero lo cierto es que ni mucho menos es así», aseguró. Blanco sigue mareando la perdiz y manteniendo un discurso más crítico que el que está manteniendo su formación en el resto de ayuntamientos donde negocia con IU pactos de Gobierno.