Vitamina B, para mejorar el rendimiento; ginseng, jalea real o guaraná, para mantenerse despejado; o fósforo, para potenciar la memoria. La selectividad termina hoy y los exámenes finales universitarios también han comenzado. Es época de estudio y los jóvenes madrileños recurren casi a cualquier cosa para resolver en unas semanas el trabajo de todo el curso.

Las farmacias madrileñas certifican que en mayo y junio los complejos vitamínicos y los productos naturales estimulantes tienen un sensible pico de ventas, con aumentos de hasta el 30% en algunos lugares. Así ocurre, al menos, en la decena de establecimientos consultados ayer por 20 minutos tanto en el centro de la capital como en el entorno de la Ciudad Universitaria.

También en febrero

«Se venden más complejos vitamínicos con fósforo para reponer fuerzas y estimular. Incluso productos como el durbitan, que es cafeína pura», explican en una farmacia de la calle Preciados. «Despachamos hasta un 30% más que el resto del año», asegura María Lourdes Eusebio, que tiene su botica en la calle Reina Victoria. «Tenemos más ventas ahora, como en febrero o septiembre», aclara Fernando Gómez, de otra farmacia cercana a la Complutense.

Riesgos por exceso

Ninguno de los productos que se venden sin receta en farmacia o herbolario tiene efectos secundarios para la salud del estudiante. Los farmacéuticos advierten, sin embargo, del riesgo de sobreexcitación en el caso de que estos productos los consuman personas hiperactivas, para las que están contraindicados, o por exceso o mezcla con café.

Paula Esteve. Estudia enfermería, 21 años. «Las cápsulas de guaraná me despiertan». Paula toma cápsulas de guaraná en época de exámenes. «Se venden en herbolario y farmacia. Tomo una o dos al día. Más cápsulas, o mezcladas con café, excitan demasiado».

Pablo Aguiar. Cursa derecho, 22 años. «A mí me basta con el café». Pablo no consume productos específicos, aunque este mes consume cuatro o cinco cafés sólos, «pero largos» al día. Le sirven para pasar hasta catorce horas en la biblioteca. «Más o menos me van bien», dice.

María Martín. Oposita a magisterio, 22 años. «Tomo un complejo de fósforo». María se examina el 22 de junio. Consume Fosfomen, un complejo vitamínico con fósforo, jalea real «y un alga que se llama klamath». Sirve para potenciar la memoria, pero a ella le ayuda a concentrarse.

Dinos si tomas algo para rendir más

Cuéntanoslo en...

E-mail: nosevendecartas@20minutos.es

Correo: Plaza del Callao, 4, 2.º

O en www.20minutos.es.