El tamaño medio de los pisos construidos en el primer trimestre del año se situó en 98,6 m2, lo que equivale a un incremento del 2,9% respecto a los 95,8 m2 del mismo periodo de 2006, según datos del Ministerio de Fomento. Por su parte, la superficie de las casas unifamiliares ha aumentado hasta los 168,7 m2, un 4,78% más que el año anterior. Este dato acaba con la tendencia iniciada en 2000, con descensos del tamaño medio de los pisos de un 5,6% desde entonces hasta 2006.