El Tribunal Supremo ha confirmado la absolución de once jóvenes acusados de asociación ilícita por pertenecer al grupo radical del Atlético de Madrid, Bastión 1903. Este grupo se vio involucrado en los incidentes ocurridos cerca del Vicente Calderón en diciembre de 1998, cuando murió Aitor Zabaleta, seguidor de la Real Sociedad. Por su muerte ya fue condenado Ricardo G. C.