La organización profesional agraria Asaja Murcia ha visitado esta mañana el Altiplano para conocer 'in situ' los efectos del granizo caído este martes y ha calificado como "desastrosos" los efectos de la adversa climatología que ha dañado más de 1.000 hectáreas en Jumilla y 800 hectáreas en Yecla, afectando a viñedos, almendros, olivares, albaricoques, cerezas, cereales, etcétera.

Una representación de técnicos de Asaja han mantenido una reunión con la Consejera de Agricultura y Agua, Adela Martínez-Cachá, a la que han transmitido las primeras valoraciones de los daños que han sido muy fuertes, por la intensidad del pedrisco caído y que ha se ha enseñado duramente "con el viñedo, afectando a más del 80 por ciento de los productores, así como en almendro, donde se han visto afectados más del 70 por ciento de los productores, y en el caso de los frutales, se han visto afectados un 40 por ciento de los productores y un 35 por ciento de los productores en el caso de los cereales".

Las zonas afectadas en las pedanías de Término Arriba, La Hoya Torre y otras, y están muy afectadas. Para el secretario general de Asaja Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, "las pérdidas son cuantiosas y seguiremos con las peritaciones para conocer los daños reales y la cuantía económica de estas pérdidas".

Además, el titular de Asaja Murcia ha expresado "el gran interés mostrado por la Consejería de Agricultura y Agua ante los graves daños ocasionados que, son un duro golpe para los agricultores del Altiplano, por lo que esperamos que la Administración apoye a todos los agricultores perjudicados por estas inclemencias meteorológicas".

Consulta aquí más noticias de Murcia.