Las fuerzas de seguridad han detenido este miércoles a un individuo, otro ha sido denunciado y un tercero identificado, todos ellos de origen bereber, por unos incidentes entre simpatizantes de PP y CPM durante la entrega de votos por correo.

Asimismo, una trabajadora de Correos ha tenido que recibir asistencia sanitaria al sufrir una crisis de ansiedad cuando era increpada. Según han informado a Europa Press fuentes oficiales, los hechos han ocurrido poco antes de las 14,00 horas en la oficina principal de Correos y sus inmediaciones cuando un hombre de 35 años estaba grabando con un móvil la actuación de la Policía Local en el momento que intervenían cuando una mujer, también de unos 35 años, pedía auxilio "cuando era amenazada por dos personas e increpada por un grupo de otras diez".

La citada fuente ha explicado que los agentes le pidieron que dejara de grabar y que se identificara, a lo que éste se negó, momento en el que, según una portavoz gubernamental, "el hombre dio un mordisco a un policía local en su mano izquierda".

El individuo de 35 años fue detenido y acusado de la presunta comisión de un delito de atentado contra la autoridad, y conducido a la Jefatura Superior de Policía, para que se hiciera cargo del caso.

Por otro lado, un hombre de unos 50 años fue denunciado "por alentar a la gente contra la policía" durante estas intervenciones en Corroes y sus inmediaciones. Por último, otro hombre de unos 40 años fue identificado cuando la mujer que pedía auxilia le identificó como una de las personas que le estaba amenazando.

Al margen de estas actuaciones y durante los altercados ocurridos este miércoles, una empleada de Correos tuvo que recibir asistencia sanitaria al sufrir un ataque de ansiedad "cuando era increpada", ha señalado la citada fuente.

Consulta aquí más noticias de Melilla.