La Diputación de Sevilla, a través de su Área de Servicios Públicos para la Sostenibilidad, despliega, coincidiendo con la salida de más de una veintena de hermandades rocieras de la capital y la provincia, su Plan Rocío, una actuación que supone la recogida de residuos y limpieza de los caminos de los municipios sevillanos por los que discurre la romería de El Rocío.

Según detalla, la Diputación financia con casi 47.000 euros esta actuación, que se inicia ahora y que está previsto que continúe hasta el 19 de junio próximo, aunque lo cierto es que la campaña no se da por concluida hasta que se culmine la limpieza pormenorizada de todos los caminos, tras el regreso de la hermandades rocieras.

Los residuos se recogen en los depósitos señalados para este fin en los lugares de parada, descanso y acampada de las hermandades y se realiza, posteriormente, la limpieza de los itinerarios dentro de un ámbito territorial que comprende, por el norte, los caminos de Bollullos de la Mitación a Benacazón, de Benacazón a Aznalcázar y de Aznalcázar a Pilas, así como en la zona del Corredor Verde del Guadiamar.

Por el oeste, los caminos de Pilas a Villamanrique de la Condesa, de Villamanrique a Venta Mauro y de Venta Mauro a Hato Ratón; por el sur, el camino de Hato Ratón a Entremuros y de Entremuros a la Venta del Cruce, y, al este, la carretera desde Venta del Crece a Puebla del Río, de Puebla del Río a Coria del Río, de Coria a Almensilla y de Almensilla a Bollullos de la Mitación.

La actuación de la Diputación consiste en la recogida diaria de los residuos que se producen por el paso de las hermandades rocieras, en los lugares de parada y descanso, en terrenos de titularidad pública y limpieza de los márgenes de los caminos. Un proceso para el que se colocan depósitos de recogida en los lugares en los que las hermandades tiene planificado su sesteo, pernocta y descanso, y que, posteriormente, se transportan para su tratamiento.

Además, se realiza una limpieza de las calles de Villamanrique por las que discurren los peregrinos y una limpieza manual pormenorizada de pequeños residuos en las zonas de acampadas y caminos de ida y vuelta, una vez que regresan los romeros.

Un total de 25 profesionales de distintas especialidades y diez vehículos, con 79 contenedores de diversas capacidades y diez plantas móviles de transferencia son los recursos que moviliza el Plan Rocío. En su edición 2014, se recogieron casi 84 toneladas de residuos, que es la previsión que manejan los técnicos provinciales para este año, aunque la previsión meteorológica favorable y factores económicos pueden incidir en un incremento de esta cifra.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.