Podemos Asturies, personado a través del Observatoriu Ciudadanu contra la Corrupción (OCAN) en la acusación popular de la causa abierta por la Audiencia Nacional para investigar supuestas irregularidades en las obras de ampliación de El Musel, solicitará la declaración, en principio como testigo, del senador socialista Antonio Trevín. El parlamentario era delegado del Gobierno cuando las patronales del transporte, Asetra y Cesintra, denunciaron ante la Guardia Civil presuntas ilegalidades.

Así lo han informado en rueda de prensa el secretario general de Podemos Asturies, Dani Ripa, y los candidatos electorales de Oviedo, la abogada Ana Taboada (que lleva la acusación de OCAN), y de Gijón, Mario del Fueyo. En la comparecencia, han informado de la imputación, como habían solicitado, del expresidente de la Autoridad Portuaria de Gijón Fernando Menéndez Rexach y del exdirector del Puerto de Gijón José Luis Díaz Rato.

Taboada ha explicado que en su día los presidentes de las patronales del transporte Asetra, Oviedo de la Roza, y Cesintra, Enrique Riaño, declararon haber presentado denuncias ante la Guardia Civil por diversas irregularidades relacionadas con el traslado de materiales. Entre ellas figurarían que desde la UTE Dique Torres y desde la propia Autoridad Portuaria se les pidió "tolerancia", en palabras de Ripa, con las cargas de los camiones. "Riaño llegó a decir que no hubo ninguna inspección de transporte" en la obra, según ha recordado el secretario general de Podemos Asturies.

Taboada ha explicado que el máximo responsable de la Guardia Civil en aquel momento era Antonio Trevín, como delegado de Gobierno. "Vamos a solicitar su declaración en relación a los hechos para que explique por qué no se intervino ni se inspeccionaron estas actuaciones denunciadas", ha señalado.

Responsabilidades políticos

Ripa ha mostrado su satisfacción por la imputación de Rexach y Díaz Rato, así como por la declaración como testigos de nueve responsables de la empresa Dique Torres, que también planteaba su acusación popular. No obstante, se ha referido a las "responsabilidades políticas" que se deberían determinar ante esta situación, entre los miembros del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria por aquel entonces.

Entre ellos ha mencionado a la actual consejera de Fomento, Belén Fernández (que formó parte junto con los exconsejeros Francisco González Buendía y Herminio Sastre), y el actual candidato del PSOE a la Alcaldía de Gijón, José María Pérez.

Ha recordado que el expresidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, que "nombró a dedo" a Rexach y Díaz Rato, así como la exalcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso (integrante de aquel Consejo) también forman parte de la lista electoral de Pérez. "Es inaceptable", ha criticado Ripa, "que haya cargos políticos invitados a esta fiesta". Así, el secretario general ha dejado la puerta abierta a nuevas imputaciones.

Orgía de derroche

Por su parte, el candidato ha criticado duramente la "orgía de derroche" en la que, según su versión, se convirtieron las obras de ampliación de El Musel, convertido en el "cortijo de todos y cada uno de los señoritos designados por el PSO".

Fueyo asegura que desde el Comité de Empresa del puerto han pedido a Podemos que lleven a cabo una investigación "profunda", no solo del caso de los sobrecostes, sino de "toda la gestión". Ha asegurado que así lo harán cuando lleguen al gobierno autonómico.

Ha afirmado que había 25 coches de empresa de alta gama. De hecho, ha afirmado que la actual presidenta de la Autoridad Portuaria, Rosa Aza, "el año pasado adquirió un Audi por 55.000 euros". Afirma también que el día del acto de firma de la conclusión de la obra, 11 de enero de 2011, cita a la que acudió el entonces ministro de Fomento, el socialista José Blanco, "se gastaron 42.000 euros en la fiesta". Además, señala que entre un 35% y un 40% del personal estaba contratado "por enchufe".

Consulta aquí más noticias de Asturias.