Ahora Murcia ha denunciado públicamente la política seguida por el PP respecto al suelo municipal "ya que, en numerosas ocasiones, terrenos que eran propiedad del Ayuntamiento han sido regalados o vendidos a precio de saldo para su utilización con fines privados".

La posición de la candidatura municipal, encabezada por dos mujeres, es que la primera alternativa "debe de ser siempre que el Ayuntamiento mantenga en su propiedad estos terrenos para construir en ellos infraestructuras de uso público, de interés común", según han informado fuentes de la candidatura en un comunicado.

En los casos en que esto no sea posible, debería haber una subasta pública del suelo, para venderla al mejor precio posible, "pero en ninguna situación debería producirse lo que ha venido ocurriendo, que el Gobierno municipal regale a o venda muy por debajo de su precio, con el agravante de que la finalidad de lo allí construido sea particular".

Por otro lado, en caso de realizarse cesiones de terrenos a entidades o asociaciones, "éstas deberían tener una demostrada finalidad de interés general, en lugar de responder a tema de amiguismo, redes clienterales o pago de favores".

Algunos de los casos que se han dado en los últimos años, según Ahora Murcia, son la residencia de ancianos privada construida en el Ranero por Bacon Bridge SL; en Santiago el Mayor, la cesión de un terreno para la construcción de un colegio concertado; en la zona de Nueva Condomina, una parcela para que un grupo empresarial de Madrid construya una clínica privada, y en el caso del complejo JCI, en Espinardo, el regalo a Intersa de la parcela para la construcción del hotel a cambio de que realizara las instalaciones deportivas que finalmente ha sido arrendadas.

"Un epígrafe especial merece el continuo trato de favor dado por el PP a la UCAM. No sólo se le cedieron más de 100.000 m2 para la construcción de su campus, sino que se les ha permitido construir sin licencia y realizar derribos de patrimonio histórico, como el de El Corralazo, edificio histórico protegido del s.XVI, y por cuyo derribo ni siquiera se les ha abierto expediente".

Además de su postura respecto al suelo público municipal, Ahora Murcia manifiesta su exigencia de que los edificios históricos o emblemáticos de la ciudad deben ser de uso público, y en ningún caso vendidos a entidades privadas.

Consulta aquí más noticias de Murcia.