El candidato del PSOE a la Alcaldía de Granada, Francisco Cuenca, ha anunciado este domingo que si el próximo 24 de mayo es elegido alcalde "ningún bombero o policía local participará en un desahucio".

Con esta premisa, el socialista, que ha presentado su programa de vivienda, ha recalcado que "el Ayuntamiento no será cómplice de estas prácticas", remarcando que harán de Granada "un municipio libre de desahucios, incluyendo medidas como cobrar el IBI hasta el máximo para aquellas entidades bancarias que tengan viviendas embargadas vacías".

Frente a estas medidas sociales, el alcaldable ha recordado que "la única política en materia de vivienda del actual primer edil, José Torres Hurtado (PP), estos últimos cuatro años ha sido el cierre de Emuvyssa y dejar tirados a los granadinos que confiaron en su Consistorio para acceder a viviendas de protección oficial"; como, a su juicio, les ha pasado a los de la Azulejera, "que entregaron dinero por adelantado y ahora se han quedado sin dinero y sin viviendas".

Cuenca ha presentado su paquete de medidas junto a representantes de la plataforma 'Stop Desahucios' y vecinos de Santa Adela, a los que ha prometido que encontrarán en el Ayuntamiento socialista "un aliado, frente al gobierno del PP, que el pasado mes de marzo negó con su voto en contra que el pleno del Consistorio declarara Granada como municipio libre de desahucios, tal y como sucede en otros municipios de nuestro entorno".

A su vez, ha afirmado además que su gobierno creará una Oficina Municipal Antidesahucios, cuyos objetivos serán orientar y asesorar legalmente a la ciudadanía que tenga problemas para hacer frente al pago de sus hipotecas, en caso de no haber alcanzado un acuerdo previo con la entidad bancaria correspondiente.

"El Ayuntamiento no se lavará las manos y hará de intermediario con las entidades financieras, denunciaremos el incumplimiento del Código de Buenas Prácticas por parte de las entidades financieras y se facilitará la búsqueda de vivienda a las personas que han sufrido un desahucio", ha defendido el socialista, quien criticó que "para Torres Hurtado el problema de los desahucios en esta ciudad se resuelva poniendo en marcha una oficina de intermediación, de la mano del Colegio de Abogados de la capital que, según datos consultados, a los seis meses de comenzar sólo había conseguido abordar un 25 por ciento de los expedientes".

Frente a intereses mercantilistas

Por otro lado, Francisco Cuenca ha insistido en que "hay que aprender de los errores cometidos", recalcando que "no podemos dejar la política urbanística en manos de promotores amigos, tal y como ha sucedido en Granada". Así, ha subrayado que Santa Adela es "un ejemplo muy claro de lo que estamos diciendo, pero no el único por desgracia".

"Podemos encontrar en la práctica totalidad de distritos bolsas de vivienda que se encuentran en situaciones como las que aquí se exponen, por eso nuestra política va a descansar de manera muy importante en la rehabilitación de vivienda y en la atención a la personas frente a intereses mercantilistas", ha adelantado.

En este sentido, ha apuntado que impulsará programas de gestión en materia de rehabilitación del parque inmobiliario existente de manera concertada con la Junta de Andalucía y el Gobierno central, explicando que "se destinará el 25 por ciento de los aprovechamientos urbanísticos que genere el Ayuntamiento a la promoción de viviendas de protección oficial, con especial atención a la promoción de vivienda protegida de alquiler y alquiler con derecho a compra".

Para concluir, el socialista ha incidido en que en Granada hay alrededor de "30.000 desempleados", muchos de ellos procedentes del sector de la construcción, que "encontrarán en los programadas de rehabilitación de vivienda que vamos impulsar una salida laboral con un modelo urbanístico basado en lo social frente al modelo especulativo que el PP ha mantenido estos últimos años en la capital".

Consulta aquí más noticias de Granada.