El Juzgado de los Social número 3 de Cádiz ha ordenado el inicio de un procedimiento de embargo al patrón del pesquero barbateño 'Nuevo Pepita Aurora' y a la sociedad Nuevo Pepita Aurora, S.L. para dar cumplimiento a una sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que les condena al recargo del 50 por ciento de las pensiones de viudedad de las esposas de cuatro marineros fallecidos en el naufragio y de orfandad de sus hijos.

En un auto del pasado 15 de abril, al que ha tenido acceso Europa Press, el juzgado dispone que, sin previo requerimiento de pago, se proceda al embargo de bienes, derechos y acciones de los reseñados en cantidad suficiente para cubrir la suma de 105.078 euros en concepto principal, más la de 31.523 euros calculados para intereses y costas.

Cabe recordar que la Sala de lo Social del TSJA dictó en diciembre de 2014 una sentencia que estimaba el recurso presentado por las viudas de los marineros y revocaba la emitida por el Juzgado de lo Social número 3 de Cádiz en septiembre de 2011. Así, el Alto Tribunal condenó al recargo de las prestaciones por responsabilidad empresarial no sólo a 'Nuevo Pepita Aurora, S.L.', sino también a J.V., patrón y armador del pesquero naufragado.

La sentencia recogía que las prestaciones por viudedad que han venido cobrando las demandantes de la Seguridad Social oscilan entre los 527 y los 753 euros, y las de los seis huérfanos entre los 170 y 206 euros mensuales.

"ningún bien encontrado"

El abogado de las viudas, Ramón Dávila, ha explicado a Europa Press que en el marco de este procedimiento de embargo "no se ha podido encontrar hasta este momento ningún bien" de los condenados, "a pesar de que consta que el patrón percibió en su momento la cantidad de 400.000 euros en concepto de indemnización por parte de la compañía aseguradora del 'Nuevo Pepita Aurora'".

Resalta que, una vez cobrada esa cantidad del seguro, el patrón "no hizo frente a ninguna obligación", motivo por el que han iniciado otro procedimiento por alzamiento de bienes que se está tramitando en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Barbate.

Actualmente, las viudas siguen dos procesos de embargo contra el patrón: el antes mencionado y el que corresponde a la pieza de responsabilidad civil del procedimiento penal que se ha seguido en el Juzgado de Instrucción de Algeciras, en el que también "se están intentando hacer embargos por ahora sin éxito".

Además, en los juzgados de instrucción de Barbate se sigue otro procedimiento en el que el patrón está personado como denunciante por la supuesta falsificación de documentos para la permuta de los derechos de pesca de su embarcación cinco meses después de que naufragase. Las viudas se han personado como acusación particular ante la posibilidad de que el juzgado determine que J.V. tiene derecho a cobrar algún tipo de indemnización por este asunto.

Años "sin ayuda"

Sobre la situación de sus patrocinadas casi ocho años después del naufragio que conmocionó a la sociedad barbateña, explica que están "mal" y recuerda que "las autoridades prometieron mucho inicialmente, pero no han tenido ayuda de ninguna clase". A esto, se suma que tampoco ha podido hacerse efectivo hasta el momento el cobro de ninguna de las cantidades determinadas por los órganos judiciales.

Comenta que "se han tenido que buscar la vida trabajando en lo que han podido con su pequeñita pensión". En "solidaridad con su dolor", Dávila lleva años representándolas "sin cobrar ni un solo céntimo", habiendo afrontado de su bolsillo los gastos de los procedimientos e incluso el coste de los peritos.

Destaca que han pasado siete años desde que se inició la tramitación de la instrucción de la causa en el juzgado de Algeciras, ya concluida. Por ello, confía en que se señale "pronto" la fecha de celebración del juicio penal por el naufragio del pesquero.

Sobre este último aspecto, indica que el juicio tendrá lugar en el juzgado de lo Penal de Algeciras, toda vez que la Audiencia Provincial de Cádiz ha declarado que es el competente para su enjuiciamiento.

Cabe recordar que el 'Nuevo Pepita Aurora' naufragó el 5 de septiembre de 2007 cuando regresaba de faenar en aguas de Larache (Marruecos) con una tripulación de 16 personas, siendo el balance de ocho supervivientes y ocho fallecidos, no habiendo sido aún recuperados los cuerpos de cuatro de ellos.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.