Jaume Collboni
El alcaldable del PSC en Barcelona, Jaume Collboni. PSC

Jaume Collboni abandera la lucha por la diversidad y defiende con especial ahínco los derechos de los inmigrantes y de los homosexuales. De hecho, habla abiertamente de su homosexualidad para que ayudar a las generaciones más jóvenes y consiguió unir en el Ayuntamiento de Barcelona, al que ahora aspira gobernar, a la plana mayor del PSC y a la de Sálvame al casarse con un productor de televisión.

 Nacido el 5 de septiembre de 1969, Collboni participó en el movimiento asambleario durante el bachillerato. Ya en la Universidad de Barcelona, donde se licenció en Derecho, se sumó a la Asociación de Jóvenes Estudiantes de Cataluña, de la que acabó siendo el secretario general (1992-95).

Abogado de profesión, Collboni se metió en política tras pasar por la UGTComo profesional del Derecho, impulsó el Gabinete Técnico de la Unión General de Trabajadores de Cataluña que asesoraba a la dirección del sindicato. Más tarde fue miembro de su dirección nacional, asumiendo tareas en comunicación, política lingüística y relaciones internacionales. "Ésta también fue una época de apertura de mis intereses hacia el ámbito internacional, puesto que participé en proyectos de formación y desarrollo socioeconómico, como vicepresidente de la Fundación Josep Composada, en Latinoamérica, el Magreb y el Sur Este Asiático", afirma.

Militó durante años en la Joventut Socialista de Catalunya (JSC) e ingresó en el PSC en 1994. "Mi primera responsabilidad pública fue en el ámbito local, como conseller del distrito de Horta-Guinardó, y años más tarde (2005-2010) asumí la Coordinación del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlament de Cataluña. En el año 2010 entré como diputado por Barcelona", recuerda. Ese año, también se encargó de dirigir la campaña electoral de los socialistas, quienes sufrieron su primer revés en las urnas tras 32 años. En 2014, renunció a su escaño para dedicarse en exclusiva a las primarias abiertas del PSC en Barcelona y en mayo, fue proclamado alcaldable socialista en la ciudad.

Le apasiona la cocina, el parapente, correr, el ciclismo, los robots y los libros antiguosExplica que sus principales defectos son ser "muy perfeccionista, bastante terco y un poco desordenado" y, sus virtudes, ser "optimista" y perseverante. "Dicen que tengo la virtud de saber escuchar y ser empático", afirma. Entre sus manías está el tocarse la barba cuando está "muy concentrado". En cuanto a sus aficiones, le gusta cocinar, le "apasiona el parapente, el running y la bicicleta" y colecciona robots y libros antiguos. 

Quiere "una Barcelona donde todo el mundo pueda encontrar trabajo y donde los jóvenes no tengan que irse al extranjero para poder trabajar". También aboga por "una ciudad con menos desigualdades donde no haya barrios de primera y barrios de segunda, con un transporte público de calidad y a un precio razonable". "La primera decisión que tomaré cuando sea alcalde será bajar el precio del transporte público", asegura.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.