El Ayuntamiento ya tiene un borrador para un plan que permita hacer de Valladolid una ciudad más transitable para todos.

Recoge 140 medidas de urbanismo, tráfico, sociales y turísticas encaminadas a quitar las barreras de la capital y hacer la vida más fácil a los 20.387 discapacitados que viven aquí.

La Concejalía de Acción Social ha pasado la propuesta a las asociaciones de discapacitados para que hagan sus aportaciones antes de aprobarlo y convertirlo en norma. Algunos colectivos como Aspaym y la ONCE destacan el avance que supone el plan y la predisposición municipal de introducir cambios al tiempo que reclaman que se cuente con ellos.

Algunas propuestas:

En la calle

Bordillos: Rebajados para que pasen las sillas de ruedas.

Obras: Señalizarlas bien.

Mobiliario urbano: Ordenar los bancos, señales, buzones, marquesinas... para que no entorpezcan el paso.

Semáforos: Avisadores acústicos para ciegos.

Parquímetros: Con la ranura de las monedas baja.

Aparcamientos reservados: Junto a pasos de cebra.

En el bus

Avisos: Por voz y con pantallas de la siguiente parada.

Vehículos: Con rampa y suelo bajo que permita subir.

Paradas: Con el bordillo a la altura de la plataforma de los autobuses.

Asientos: En las paradas asientos a media altura (apoyos isquiáticos) que permiten apoyarse y descansar a las personas a las que les cuesta incorporarse.

Taxis: Ampliar la flota de eurotaxis y garantizar que a todas horas haya al menos uno disponible.

En las oficinas

Mapas: En relieve para que se orienten los ciegos.

Mostradores: Con diferentes alturas para atender a las personas que no alcancen los más elevados.

Intérpretes: Que sepan la lengua de signos para atender a las personas sordas.

Bibliotecas: Con libros XXL y con lupa incorporada.

Ascensores: Con aviso sonoro de las plantas.

Algunas cosas que se pueden mejorar

Plazas reservadas. Ciudad de la Habana

Este aparcamiento reservado en pendiente es muy difícil de usar si el conductor necesita silla de ruedas. Aspaym reclama más por toda la ciudad, especialmente en el centro donde, a su juicio, hay muy pocos.

Mobiliario urbano. Plaza de España

La esquina de la plaza de España con Duque de la Victoria es un ejemplo de aglomeración de mobiliario urbano que entorpece el paso de discapacitados, sobre todo afecta a los ciegos.

Rebaje de bordillos. Calle Gamazo

Aspaym demanda que se rebajen más bordillos, sobre todos en barrios como Rondilla y Delicias. También insiste en que se haga con cuidado porque si tienen mucha pendiente (como el de Gamazo) causan caídas.

Diferentes suelos. Acera de Recoletos

Pese a su reciente reforma, la acera de Recoletos tiene problema de accesibilidad porque como no hay bordillos los ciegos no diferencian si están en la acera o la calzada. El mayor peligro está en Colón y Zorrilla.

Obras y andamios. Calle Bailén

Las obras siempre traen problemas a todas las personas, pero a los discapacitados se les multiplica. Pasar entre andamios con silla de ruedas es difícil, pero si tiene en medio una señal, casi imposible.

Alcorques. Calle Ferrocarril

Un alcorque de un árbol, como éste, se convierte en un obstáculo para las personas ciegas, por eso la ONCE pide que se tapen con rejillas o adoquines, como hay en otras calles: Miguel Íscar, sin ir más lejos.