Dos perros callejeros tailandeses que se habían convertido en estrellas de la búsqueda de drogas en un aeropuerto cerca de la región productora de opio conocida como "Triángulo Dorado", han sido despedidos por orinar en el equipaje y acosar sexualmente a las pasajeras.

La pareja, Mok y Lai, salió de la nada bajo un programa iniciado por el rey Bhumibol Adulyadej para convertir a perros vagabundos en miembros de la policía, informó el domingo el periódico Bangkok Post.

A pesar de que se ganaron los aplausos de la policía por su labor en la detección de drogas en el aeropuerto Chiang Rai, en el norte de Tailandia, cerca de la frontera con Laos y Myanmar, demasiados pasajeros se quejaron de su comportamiento, por lo que tuvieron que despedirlos.

"A él le gustaba orinar en el equipaje mientras buscaba drogas en su interior", señaló el teniente coronel de la policía Jakapop Kamhon, ex entrenador Mok. "También le gustaba montarse en las piernas de las mujeres", agregó.

"Ambos eran tan buenos como los perros extranjeros entrenados para misiones contra drogas", declaró Kamhon. "Pero eran callejeros, por lo que sus modales eran peores que los de los perros extranjeros de raza", añadió.

Mok y Lai trabajan ahora en una granja, guiando pollos y cerdos, informó el periódico.