Sean Connery, padre en el cine del famoso aventurero Indiana Jones, no participará en la cuarta entrega de la saga. La producción de Steven Spielberg y George Lucas, que comienza a rodarse en apenas dos semanas, se estrenará el 22 de mayo del año que viene.

El actor escocés, de 76 años, ha argumentado que «la jubilación es demasiado divertida» y que por eso no la hará. A pesar de todo, Connery ha reconocido que si algo le hubiera motivado a moverse de su retiro hubiera sido participar en el nuevo proyecto de Indiana Jones. «Me lo preguntan tanto que será mejor que haga un anuncio», dice el actor en la web dedicada a la película (www.movieweb.com/movies/film/01/501/summary).

En 1989, Connery interpretó con éxito el papel de padre de Harrison Ford en Indiana Jones y la última cruzada y su regreso era esperado. Su renuncia a participar abre ahora muchas dudas sobre el guión, en el que Ford interpretará el papel principal y estará acompañado por Cate Blanchett, John Hurt, Ray Winstone y Shia LaBeouf.