El 75% de los ciudadanos de la comunidad (tres de cada cuatro) separan ya en su casa los residuos de envases de plástico, latas y briks; es decir, aquellos que se depositan en el contenedor amarillo, según un estudio elaborado por la empresa Ecoembes.

Además, siete de cada diez separan los envases de cartón y papel (contenedor azul) y el 87% de los encuestados afirman que separan algún tipo de residuo doméstico, porcentaje que supera la media nacional en catorce puntos (73%).

El estudio desvela también que el 32% de los madrileños consideran «muy necesario» separar los residuos.