La moda española quiere convertir el barrio neoyorquino del Soho en su mejor escaparate en EEUU gracias a la presencia de sus firmas punteras que se han propuesto crear una "milla española" del diseño en la Gran Manzana.

Nueva York está a punto de contar entre sus calles con un distrito dedicado a la moda española y donde el concepto "Made in Spain" se empiece a asentar en la ciudad por excelencia de las compras y los amantes de la moda.

Una ciudad muy dura, donde hay la mejor gente del mundo, pero mucha competencia

Tras unos años de implantación, la presencia española en el barrio del Soho parece estar garantizada gracias a las cinco firmas que han abierto sus tiendas al sur de la calle Houston -donde está situado el Soho y de la que recibe su nombre (South of Houston)- y que verán como e
n breve les acompañan nuevos negocios.

Los diseños de Agatha Ruiz de la Prada y Custo Barcelona, el calzado de Jaime Mascaró y Camper, y las joyas y complementos de Tous han encontrado su sitio en esta gran ciudad, uno de los mercados más competitivos del mundo, donde, además de Zara, ya instalado en EEUU, estarán en breve Mango y Roberto Verino.

El aumento de la presencia española es una buena noticia para todas las empresas ya instaladas en la Gran Manzana, ya que refuerza una imagen común de marca española que lleva tiempo promocionándose con numerosos actos, entre los que destaca el circuito de la moda organizado esta semana la Cámara de Comercio de España en EEUU.

Bajo el nombre de 'La milla española en Soho', el jueves tuvo lugar la segunda edición de un recorrido por las tiendas de Agatha Ruiz de la Prada, Custo Barcelona, Jaime Mascaró, Camper y Tous en el Soho, unos locales por los que desfilaron más de 600 personas para descubrir las últimas tendencias en diseño español.

Los protagonistas opinan
Ruiz de la Prada, quién animó a otros diseñadores españoles a dar el salto a este lado del Atlántico, afirmó que es muy laborioso triunfar en Nueva York, ya que se trata de "una ciudad muy dura, donde hay la mejor gente del mundo, pero mucha competencia, y hay que tener mucha paciencia y fuerza de voluntad".

"Cuesta arrancar pero estamos muy contentos, porque cada año Tous va a mejor. Registramos una muy buena aceptación entre el público norteamericano, porque nuestra joyería de lujo es accesible, dijo la responsable de esa marca en Nueva York, Helle Jeppsson.

La directora de la Cámara de Comercio, Bisila Bokoko, destacó que "aún queda mucho camino por recorrer para que exista el concepto made in Spain, en un mercado tan competitivo como el estadounidense"