Tres atentados en Irak dejan 35 muertos y cuatro niños secuestrados

  • Además, en la capital se han encontrado 34 cadáveres.
  • Uno de los atentados con coche bomba se ha producido en Al Qurna, donde raramente hay ataques.
  • En Baquba, capital de provincia, 14 personas de la familia de un alto cargo policial murieron asesinadas.
Los atentados sacuden de nuevo Irak, con al menos una cuarentena de fallecidos. En la imagen, las consecuencias de un coche bomba en Basora.
Los atentados sacuden de nuevo Irak, con al menos una cuarentena de fallecidos. En la imagen, las consecuencias de un coche bomba en Basora.
EFE

Tres atentados distintos en Irak causaron este viernes la muerte de 35 personas, 21 de ellas en la provincia de Diyala (centro-este del país), mientras que la Policía ha hallado en las últimas doce horas los cadáveres de 34 personas en las calles de Bagdad.

En Al Qurna, localidad situada al norte de Basora, en el extremo sur del país, de población casi exclusivamente chií, murieron catorce personas por la explosión de dos coches bomba en un breve intervalo de tiempo, según dijeron fuentes policiales en Bagdad.

Uno de los coches explotó en un mercado, mientras que la otra explosión se produjo en un aparcamiento, causando daños materiales tanto en vehículos cercanos como en los edificios cercanos a ambas zonas.

Hasta ahora, Al Qurna, a 100 kilómetros al norte de Basora, cerca de la frontera entre Irak e Irán, había permanecido inmune a la ola de violencia sectaria que sacude al país.

Sin embargo, las fuentes policiales vinculan esos atentados en Al Qurna con la violencia creciente en la vecina Basora, donde ha aumentado la tensión entre las tropas británicas e iraquíes y la milicia rebelde del Ejército del Mahdi, tras el asesinato de su cabecilla Wisam Al Waeli el mes pasado a manos de soldados británicos y locales.

En Baquba, capital de la provincia de Diyala, al noreste de Bagdad, catorce personas pertenecientes a la familia de un alto oficial de policía y a sus guardaespaldas fueron asesinadas esta mañana en su domicilio.

La familia del general

Entre las víctimas está la esposa del general Ali Daliyan al Jurani, comandante de la "Fuerza Policial de Emergencia" de Diyala, una de las provincias con mayores índices de violencia sectaria.

Además de matar a catorce de las personas que encontraron en casa del oficial, los atacantes secuestraron a tres de sus hijos.

La provincia de Diyala, situada entre la de Bagdad y la frontera con Irán, está habitada por kurdos, suníes y chiíes, y se ha convertido, junto con la capital, en la más conflictiva de las provincias iraquíes.

Chiíes y suníes se reparten el control de ciudades y pueblos, a veces barrio por barrio, y las relaciones entre ambas comunidades son cada vez más conflictivas.

También en Diyala, en este caso en la ciudad de Miqdadiya, la agencia independiente de noticias iraquí "Aswat Al Irak" (Voces de Irak), informó hoy de que al menos siete personas han muerto y otras 12 resultaron heridas en una explosión de un coche bomba.

Esta ciudad, habitada por chiíes y kurdos, se ha convertido en objeto de la violencia sectaria por parte de los insurgentes suníes contra las tropas estadounidenses.

34 cadáveres en Bagdad

Por último, la Policía de Bagdad ha hallado 34 cadáveres en las calles de la capital en las últimas 12 horas, con lo que ya suman más de cien el número de cuerpos encontrados en distintos barrios de la ciudad en los últimos tres días, informaron hoy fuentes policiales.

Los agentes hallaron los cadáveres, todavía no identificados, con los ojos vendados, maniatados y con señales de tortura y disparos en la cabeza.

El hallazgo de cadáveres se ha convertido en casi una rutina, y el Gobierno iraquí está llevando a cabo intensos esfuerzos para acabar con estos asesinatos, que casi siempre tienen motivos sectarios (chiíes contra suníes o viceversa).

Esta ola de crímenes comenzaron como venganza tras el atentado en febrero de 2006 contra un importante santuario chií en la ciudad suní de Samarra, a 100 kilómetros al norte de Bagdad.

Desde entonces, decenas de personas, tanto chiíes como suníes, son raptadas y más tarde encontradas muertas en las calles de Bagdad y de otras ciudades

Mostrar comentarios

Códigos Descuento