El PSIB ha acusado al PP de "priorizar actuaciones en materia de carreteras que benefician a cargos del propio partido en lugar de actuar según el interés general", en particular, haciendo una "carretera a la carta" hasta la casa del vicepresidente del Govern, Antonio Gómez.

Así lo ha dicho la portavoz adjunta del Grupo Socialista del Consell de Mallorca, Mercedes Garrido, quien se ha referido en un comunicado a las obras de la carretera Selva-Moscari-Campanet como "una carretera a la carta para el vicepresidente del Gobierno, Antonio Gómez, y el director insular de carreteras, Rafael Gelabert".

Según Garrido, que ha estado acompañada por la candidata de Esquerres pel Poble a la alcaldía de Selva, Joana Maria Coll, las obras que se están ejecutando en estos momentos amplían dicha carretera "de una forma muy impactante para el territorio y por el paisaje de la Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad ".

En este sentido, la socialista ha especificado que las obras quitan "curvas al anterior trazado hasta que se llega a la casa del vicepresidente del Govern, Antonio Gómez", mientras que a partir de este punto, ya no se hace ninguna modificación del trazado original.

Además, Mercedes Garrido ha denunciado "la actuación negligente" del vicepresidente de Cultura y alcalde de Selva, Joan Rotger, quien aprobó en el Consell Executiu el proyecto de las obras "sabiendo que no había pasado por la Comisión de Patrimonio que él mismo preside".

"Joan Rotger permitió iniciar las obras de la carretera Selva-Moscari y que tuvieran que detenerse para darle a posteriori la autorización de Patrimonio con los únicos votos a favor del PP", ha mantenido la portavoz adjunta.

El PSIB-PSOE quiere denunciar de esta manera "las prioridades del PP a la hora de hacer carreteras", ya que finalmente el Consell de Mallorca ha renunciado a hacer los accesos a Lloseta, la Ronda de Algaida o el desdoblamiento Campos- Llucmajor "que son infraestructuras que sí afectan al interés general y que se habían comprometido a llevar a cabo".

Por su parte, la candidata socialista por la coalición Esquerres pel Poble a la alcaldía de Selva, Joana Maria Coll, ha manifestado que el PSIB-PSOE está de acuerdo en mejorar la carretera para darle más seguridad "pero respetando el territorio y el paisaje, tal como establecía el proyecto inicial".

Coll también se refirió a las prioridades del PP a la hora de mejorar las carreteras mencionando la carretera hasta Biniamar "que es otro núcleo de Selva que necesita reformas pero que no se tiene en cuenta porque no vive ningún cargo del PP", ha criticado.

Por todo ello, el PSIB-PSOE solicitará este lunes en el departamento de inspección de patrimonio que revise si las obras se están haciendo como tocan y ponga sanciones si no se están haciendo bien "porque se está poniendo una pared seca con hormigón y según las prescripciones de la Comisión de Patrimonio debe hacerse según la construcción tradicional", adelantó Garrido.

Además, Coll se ha comprometido a pedir que se revise todo el proceso de ejecución de la reforma y "buscar el responsables de estas actuaciones y reponer elementos en la medida que podamos".