Guanyem se ha comprometido a modificar la Ley de Coordinación de interinos de los Policías Locales de Baleares, según han informado fuentes del partido este sábado.

Esta mañana los cabezas de lista de Guanyem en Palma y en el Parlament, Maribel Alcázar y Manel Carmona, se han reunido con representantes de la Plataforma para la estabilidad de la Policía Local y con la Asociación de policías locales interinos de Baleares, según han informado en un comunicado.

Carmona se ha comprometido a modificar, con la participación de los colectivos implicados, la Ley de Coordinación así como el reglamento que la desarrolla, aprobados por el Govern esta semana.

Carmona ha defendido que "si no se modifica la Ley, las condiciones de los trabajadores de las plantillas de policías locales de Baleares seguirán deteriorándose en su conjunto, y muy especialmente entre los interinos que ya alcanzan el 26 por ciento del conjunto de las plantillas, es decir, 600 efectivos, lo que sitúa Baleares a la cola de todas las comunidades autónomas en precariedad laboral entre las plantillas de policía local".

El candidato ha lamentado que "se estén conculcando derechos tan básicos como el de igual trabajo, igual salario, que han llevado a los interinos a plantear varias denuncias ante los tribunales".

En este sentido, el cabeza de lista a la presidencia de Guanyem se ha comprometido a revisar la Ley de Coordinación en todos los aspectos para "corregir y regularizar el sinsentido que supone este alto porcentaje de interinidad, junto a todos los problemas que conlleva especialmente para una profesión tan sensible en la que es fundamental garantizar todos los derechos al trabajador para que puedan desarrollar su actividad profesional con las máximas garantías e independencia".

Según Guanyem, estos policías en interinidad deben acudir a citaciones judiciales frecuentemente cuando han sido cesados de su actividad, y "en muchos casos, algunos de ellos llevan hasta diez y doce años en situación de interinidad sin poder acceder a formación continua y especialización, ni promoción interna".

De este modo, "muchos de ellos son contratados en ocasiones sólo por tres meses, otros por seis meses, algunos por períodos de nueve meses y otros todo un año".

Desde Guanyem han sostenido que el hecho de mantener en las plantillas de policías locales interinos en estas condiciones "afecta a los derechos de la ciudadanía en la medida en que estos agentes se encuentran en muchísimas ocasiones condicionados por órdenes arbitrarias que puedan recibir debiendo optar entre la negativa a cumplirlas y la pérdida de su puesto de trabajo".

"Por ser agentes de la autoridad con capacidad sancionadora es muy importante su condición de funcionarios de carrera para poder exigirles el respeto a los derechos fundamentales de la ciudadanía", han concluido.