El Plan de Desarrollo Rural 2014-2020 (PDR), que extenderá su vigencia hasta 2023, destinará un 10 por ciento de su cuantía total a la ejecución del Plan Forestal de Cantabria, lo que supone un incremento respecto del anterior periodo 2007-2013. Así se lo ha trasladado la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez, a los integrantes de la Mesa Forestal reunidos en Santander.

La consejera, que expresó su convencimiento de que el PDR estará aprobado antes del verano y será uno de los primeros en recibir luz verde de Bruselas, ha informado además de que España va a tener también su propio PDR.

En este sentido, avanzó que una de las medidas recoge inversiones en el desarrollo de zonas forestales y mejora de la viabilidad de los bosques. Son 11,8 millones de euros, de forma que la inversión final será de 22,43 millones ya que se trata de una medida cofinanciada al 53%, según informa el Gobierno regional en nota de prensa.

"El principal objetivo es que los montes cobren el protagonismo que merecen en la acción política, que los convirtamos en elementos tractores para la generación de riqueza y empleo, y por lo tanto que sean activos para fortalecer las políticas de desarrollo rural", ha expuesto Martínez.

La consejera enmarcó en ese horizonte la reciente aprobación de las instrucciones regionales de ordenación que sustituyen a las de 1970 y que permiten "una asignación más eficaz de los recursos destinados a la planificación, contribuyen al aumento de la superficie ordenada y facilitan la labor de tutela ejercida por la administración forestal sobre los montes patrimoniales y privados".

La consejera resaltó así mismo la potenciación de las concesiones demaniales para la consolidación legal y territorial del dominio público forestal, el fomento de la certificación forestal, la rectificación del Catálogo de Montes de Utilidad Pública o la creación de un banco de semillas de especies autóctonas en Villapresente.

"Son medidas, junto con el aumento de las ayudas a los proyectos forestales ejecutados por empresas, las inversiones colectivas o las gestiones en curso para mejorar la fiscalidad, entre otras, que nos van a ayudar mucho a la hora de situar a los montes donde queremos que estén", recalcó.

Finalmente, Martínez anunció la redacción de un Plan de Lucha Integrada para atajar las plagas que afectan al eucalipto, gonipterus principalmente, que suponen una pérdida cada año de entre 1,5 y 2 millones de euros a las empresas forestales.

"Creemos que la sanidad vegetal debe ser una cuestión estratégica y eso nos va a permitir aumentar la rentabilidad en el sector", concluyó la consejera. Según ha explicado, el Plan que se ha entregado a los integrantes de la Mesa es un primer borrador que ahora está sujeto a las aportaciones del sector, y "la idea es tenerlo plenamente operativo en lo que resta de año".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.