La Policía Nacional ha detenido en Córdoba a 17 personas como presuntos autores de los delitos de fraude fiscal, estafa, falsedad documental y favorecimiento de la inmigración clandestina —delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros—, y han destapado un entramado empresarial en Córdoba que se habría creado para defraudar a la Seguridad Social. Así, en el marco de esta operación, bautizada con el nombre de 'Operación Pino', han sido investigadas un total de siete empresas cordobesas.

Según ha informado la Policía Nacional en una nota, los trabajos se iniciaron en diciembre, después de que los agentes especializados en materia de extranjería tuvieran conocimiento de que varios ciudadanos extranjeros habían presentado contratos de trabajo, "de dudosa credibilidad", con el fin de poder acreditar medios económicos y al objeto de alquilar un piso en la zona de Ciudad Jardín.

En ese momento, se realizaron las gestiones oportunas, gracias a las cuales los agentes han logrado determinar que, efectivamente, los contratos eran falsos y que, al parecer, habrían sido orquestados por dos personas que, aprovechándose de su condición de gestores y al estar autorizados en el sistema de red de las empresas —en concreto siete de ellas— se dedicaban a dar de alta a personas, tanto españolas como extranjeras, realizando este tipo de contratos fraudulentos de trabajo.

El objetivo era que posteriormente se beneficiaran de prestaciones públicas —ayudas por desempleo, subsidios—, acumulando días cotizables, e incluso, en los casos de ciudadanos extranjeros, sirviéndole para regularizar su situación en nuestro país, "todo ello sin que se llegara nunca a realizar actividad laboral real alguna".

Así, y una vez practicadas las oportunas gestiones policiales, los agentes han identificado a las supuestas empresas fraudulentas, y teniendo en cuenta todas las pesquisas policiales practicadas —identificación de empresas, administradores únicos y supuestos trabajadores, así como con la información facilitada por las instituciones con competencia en la materia—, han detenido a los dos supuestos cabecillas de la organización.

Según los datos de la Policía Nacional, se habrían dedicado a dirigir y coordinar este entramado, motivo por el que los investigadores han registrado la asesoría que regentaban, donde han localizado gran cantidad de documentación y dispositivos informáticos relacionados con las empresas investigadas; entre ellos contratos laborales, certificados de empresa, nóminas, listado de trabajadores, datos fiscales de los mismos, datos de empresas y empresarios o declaraciones de la renta.

De la misma manera, han detenido a otras 15 personas que habrían accedido a los servicios de los cabecillas "con una finalidad fraudulenta", aunque la investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Así las cosas, la Policía Nacional ha explicado que esta investigación está enmarcada en el convenio de colaboración entre el Ministerio del Interior y el de Empleo y Seguridad Social para luchar contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.