La ciudad de Sevilla cerró el miércoles de su tradicional Feria de Abril con cinco detenciones por posesión de sustancias estupefacientes, 23 personas atendidas por intoxicaciones etílicas, 254.280 kilos de basura retirados del recinto ferial y sus alrededores y, sobre todo, "máxima afluencia" de personas, aspecto en el que ha incidido que se trataba de un día no laborable y el acompañamiento de la buena meteorología.

En rueda de prensa, el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Bueno, y la portavoz de la Policía Local, María Guerrero, han dado cuenta del resultado de la reunión previa del Centro de Coordinación Operativa (Cecop), donde los representantes de los cuerpos y dispositivos de seguridad, prevención y emergencia tratan el desarrollo de las celebraciones en tales materias.

Según los datos expuestos en esta reunión, la Policía Local gestionó 235 sucesos y levantó 18 atestados con un total de 63 personas identificadas, protagonizando 23 intervenciones contra la venta ambulante e inspeccionando 46 establecimientos o negocios. Entre las actuaciones más llamativas, figura el decomiso de 18 botellas de manzanilla y dos garrafas de 15 litros de vino, al descubrir los agentes, en colaboración con el área de Consumo, que unas personas estaban rellenando las botellas con el contenido de las garrafas. La Policía Local, además, realizó 95 pruebas de alcoholemia, con resultado positivo en diez casos.

Detenidas cinco personas

El Cuerpo Nacional de Policía, de su lado, intervino en varias riñas y arrestó a cinco personas por posesión de sustancias estupefacientes. El dispositivo sanitario, además, contabilizó 266 asistencias, 23 de ellas por intoxicaciones etílicas, incluyendo 16 traslados a un centro hospitalario.

En cuanto al tradicional debate sobre la afluencia de público al Real de la Feria, Juan Bueno ha defendido que se trató de una jornada "de máxima afluencia" de personas. En ese sentido, ha esgrimido la evolución de las cifras registradas en el transporte público, los aparcamientos públicos y la recogida de residuos, respecto al miércoles de la Feria de Abril de 2014, toda vez que media la diferencia de que este año el miércoles de Feria ha sido una jornada festiva en el calendario laboral.

De cualquier modo, ha expuesto que Tussam contabilizó 188.573 viajeros, un 9,2 por ciento más que el miércoles de Feria de 2014, que como hemos señalado fue día laborable. La línea de mayor demanda con incidencia en la Feria de Abril y su área de influencia fue, de nuevo, la lanzadera especial del Prado con 42.179 viajeros transportados, un 25,5 por ciento más que el miércoles de Feria del año pasado, seguida por la C1, con 24.598 viajeros y un incremento del 2,6 por ciento. También destaca la lanzadera del aparcamiento público del Charco de la Pava, con 47.400 viajeros y un incremento del 28 por ciento respecto al mismo día de 2014.

La feria estaba llena

El dispositivo especial de limpieza, de su lado, retiró del recinto ferial y su área de influencia 254.280 kilos de basura recogidos, un 29,3 por ciento más que el miércoles de Feria de 2014, siempre con la diferencia de que en aquella ocasión fue jornada laborable y esta vez era jornada de asueto. Juan Bueno, de todas formas, ha defendido que las cifras acumuladas de Tussam y Lipasam desde el comienzo de la feria corroboran la idea de que la Feria está contando este año con mayor afluencia de público, pues hasta el momento Tussam contabiliza un total de 478.949 viajeros, un 17,6 por ciento más que en el mismo periodo de la Feria de Abril de 2014, y Lipasam 564.050 kilogramos de basura, un 4,5 por ciento más que durante la Feria de 2014. La Feria de 2014, recordémoslo también, estuvo marcada por un sofocante calor, mientras este año la meteorología está acompañando las celebraciones.

Respecto al tradicional combate contra la práctica del botellón en el recinto ferial y sus aledaños, Juan Bueno ha defendido que la Policía Local ha actuado "con presteza" para impedir esta práctica. Según el concejal, los agentes han trasladado a las autoridades que han comprobado cómo en la jornada del miércoles "se notó menos" la presencia de jóvenes practicando el botellón en el entorno urbano de Los Remedios, donde según ha explicado fueron detectadas "pequeñas" congregaciones juveniles en calles alternativas a las habituales, siendo movilizada la Policía Local para disolver estas concentraciones.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.