El Ministerio de Industria, Energía y Turismo reducirá a casi la mitad, de unos 6 millones de toneladas a 3,8 millones de toneladas, la cantidad de carbón nacional que las explotaciones mineras podrán vender en 2015 a las eléctricas, según el borrador de orden ministerial sobre el nuevo esquema de incentivos, al que ha tenido acceso Europa Press.

Los 6 millones sobre los que se realiza la comparación son los recogidos en la última edición, la de 2014, del ya extinto 'decreto del carbón', si bien la cantidad que finalmente han comprado las eléctricas ha quedado muy por debajo de esa cifra debido a las circunstancias excepcionales del ejercicio.

El nuevo mecanismo consistirá en unos pagos por capacidad que se repercuten sobre la parte de mercado del recibo de la luz y que se abonarán a las eléctricas por realizar mejoras medioambientales en las centrales térmicas que compran carbón nacional. En concreto, se incentivan las inversiones encaminadas a la reducción de emisiones de óxidos de nitrógeno.

El borrador de orden ministerial recoge la quema cada año a partir de 2015 y hasta 2018 de unas cantidades de carbón equivalentes a 4,025 millones de termias PCS por megavatio (MW) instalado, lo que, según fuentes del sector consultadas por Europa Press, equivale a 3,8 millones de toneladas.

El pago se articulará en torno a una retribución por unidad de potencia. Será de 72.000 euros por MW, lo que, de aplicarse sobre todo el parque de centrales que queman carbón nacional, implicaría el desembolso de 326 millones, cerca de la mitad de los entre 500 y 600 millones anuales del ya expirado 'decreto del carbón'.

No obstante, esta cifra será muy inferior debido a que no todas las centrales podrán adaptarse a los requisitos. Fuentes del Ministerio de Industria cifran el importe final en unos 100 millones de euros.

En la actualidad, existen nueve centrales que queman el mineral nacional, que son Soto de Ribera 3 (346 MW), Narcea 3 (347 MW), Anllares (346 MW), La Robla 2 (355 MW), Compostilla (1.143 MW), Teruel (1.055 MW), Guardo 2 (342 MW), Puentenuevo 3 (299 MW) y Elcogás (296 MW).

Industria obligará además a las térmicas a presentar, antes de recibir el pago, documentos que acrediten contratos de aprovisionamiento cerrado en los que se contemple la entrega de carbón cada año hasta 2018. Los contratos deben cerrarse en un plazo máximo de un mes desde la entrada en vigor de la orden ministerial.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.