Eroski ha comprado el 75% de Caprabo y amplía su red comercial con 500 tiendas y 15.000 trabajadores, informó hoy la cadena de distribución vasca, que eludió precisar la cifra por la que se ha cerrado la operación, aunque su importe podría superar los 1.000 millones de euros, según fuentes del mercado.

El 25% restante del capital de Caprabo quedará en manos de las familias Bonet, Elías y Carbó (16%) y 'La Caixa' (9%), según el acuerdo sellado esta madrugada entre el Grupo Eroski y la compañía de origen catalán.

La sede de Caprabo se mantendrá en Cataluña y se mantendrá el nombre en las tiendas de mayor relevancia
Hasta ahora, las tres familias controlaban el 80% del capital de Caprabo y 'La Caixa' el 20%.

2.348 tiendas en España

Según Eroski, esta compra le convierte en "uno de los grupos de referencia en la distribución española" con una red de 2.348 tiendas repartidas por ocho comunidades autónomas que suman un total de 514.838 metros cuadrados de superficie de sala de ventas, más de 47.000 empleados y 8.600 millones de euros de facturación.

Los términos del acuerdo establecen que la sede de Caprabo se mantendrá en Cataluña y que su enseña permanecerá en aquellos mercados donde su penetración es de mayor relevancia, al tiempo que Eroski potenciará el crecimiento en las zonas en las que Caprabo cuenta con menor posición hegemónica.

Ventajas sociolaborales

Asimismo, Eroski ofrecerá a los trabajadores de Caprabo la misma política de ventajas sociolaborales de las que se benefician sus empleados como fórmula de garantizar la calidad laboral a través de la participación en la propiedad.

Estos dos factores han sido determinantes para que los accionistas de Caprabo eligieran la propuesta de compra de Eroski, que se ha impuesto a las de Carrefour, Auchan, El Arbol o el fondo de inversión Permira, propietario de Dinosol.