El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha señalado este jueves que "está en interés de Venezuela y España no seguir subiendo la marea y buscar una fórmula de entendimiento".

García-Margallo se ha expresado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación en Valencia, al ser preguntado por las tensiones que existen entre España y Venezuela y las posibles consecuencias que podrían tener para las empresas españolas que operan en el país sudamericano.

El ministro, antes de participar en el acto de entrega de la placa de honor de la Orden del Mérito Civil al periódico Las Provincias, ha recordado que "el presidente Maduro y la canciller venezolana han anunciado medidas. No sé por dónde van a respirar, es bastante impredecible".

"No veo ningún interés en seguir esta escalada", ha manifestado García-Margallo, quien ha añadido que "España va a responder si es agredida, como ha respondido, porque la dignidad nacional está por encima de todo". En cualquier caso, considera que "está en interés de Venezuela y España no seguir subiendo la marea y buscar una formula de entendimiento".

El titular de Asuntos Exteriores y Cooperación ha subrayado que en Venezuela "hay 200.000 españoles, tenemos intereses económicos y es un pueblo muy cercano", y por tanto ha dicho que el Gobierno español quiere que "las cosas se estabilicen políticamente y haya un mínimo de riqueza y de prosperidad para el pueblo venezolano".

Inquirido por si romperán relaciones con Venezuela, García-Margallo ha destacado que se adoptarán medidas "en función de las decisiones que la otra parte adopte". "Hasta este momento, se han producido insultos y descalificaciones absolutamente intolerables, y lo que hemos hecho es llamar a consultas a nuestro embajador", ha manifestado.

A partir de ahí, ha dicho, "vamos a ver cuál es la respuesta del Gobierno venezolano", y ha destacado que el "conflicto" no lo ha empezado España y "no es, en absoluto, con el pueblo venezolano".

En su opinión, lo que Venezuela "no puede esperar" es que España "acepte estas agresiones contra el Congreso, contra el Gobierno, contra el presidente del Gobierno, contra los expresidentes González y Aznar, dando la callada por respuesta". Del mismo modo, ha dicho que le país americano tampoco puede esperar de España que "fomentemos la escalada, porque no está en el interés de nadie, ni de Venezuela ni de España".

Del mismo modo, ha manifestado que actuar contra "empresas españolas que están colaborando desde hace mucho tiempo a la prosperidad del pueblo venezolano es contrario a los intereses del pueblo venezolano", por lo que ha advertido de que "el Gobierno de Venezuela es el que tiene que valorar lo que quiere hacer".

Consulta aquí más noticias de Valencia.