La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta en Almería, ha publicado este jueves la resolución por la que restrige el acceso a las playas ubicadas a poniente de la pedanía de San José, en Níjar, dentro del Parque Natural de Cabo de Gata, entre el 20 de junio y el 20 de septiembre.

En concreto, según indica el texto publicado en BOJA, la entrada mediante vehículos a motor estará limitado a la hora de acceder a las playas ubicadas entre Genoveses y Cala Carbón, que se sitúan en el término municipal de Níjar, a fin de preservar esta zona "de alto valor ecológico y paisajístico, en un espacio natural que está considerado como uno de los enclaves más privilegiados de la franja litoral mediterránea".

La Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en Almería "viene constatando el aumento de tráfico rodado a dichas playas a través del camino que une la barriada de San José con el aparcamiento de Cala Carbón en determinadas épocas del año", por lo que esta Delegación Territorial considera que el flujo de vehículos motorizados en el interior de este sector en época estival "supera la capacidad de carga del mismo y supone un factor de degradación de sus valores naturales y paisajísticos".

En este sentido, desde la Junta han apuntado además que supone un "riesgo para la seguridad y el bienestar de las personas" la entrada no controlada de vehículos a motor en estos parajes naturales, dado que "carecen de servicios básicos como sanitarios, seguridad o salubridad para que pueda atenderse a la gran aglomeración de personas y vehículos que se genera en temporada estival".

"Esta situación conlleva graves problemas de colapsos en las vías de acceso que impiden que se cuente con las condiciones mínimas de seguridad en caso de incendio forestal o cualquier otra situación de emergencia que pueda producirse", han justificado desde el Gobierno andaluz.

Como en años anteriores, la resolución ha sido notificada al Ayuntamiento de Níjar, en cuyo término municipal se encuentra la zona objeto de restricción, a los efectos oportunos, dado que durante los últimos años el Consistorio, en colaboración con la Junta, ha articulado un sistema de transporte colectivo para facilitar la entrada a los usuarios.

Gestión de aparcamientos y autobuses

La Junta determinará en las próximas semanas las condiciones de acceso a estas playas del parque. El pasado año, se permitió la entrada diaria a un máximo de 450 vehículos, cuyas plazas de aparcamiento fueron gestionadas por la empresa Torres y González Díaz del Grupo Playas y Cortijos, a las que se permitió un cobro máximo de cinco euros por estacionamiento.

Esta empresa fue la encargada de realizar el control de entrada y salida de vehículos en la vía de acceso a dichas playas, de forma que gestionó la barrera de acceso al parque. La misma empresa asumó el servicio de autobuses para el transporte de las personas desde el casco urbano de San José hasta alguna de las cinco playas o calas. El precio del trayecto fue de un euro por recorrido.

Consulta aquí más noticias de Almería.