Padre Damián
Padre Damián (apodado por sus alumnos como 'el cura hipster') aspira a hacerse con el premio de 'La Voz' 2015. Mediaset

"A las monjas siempre se nos ha visto como mujeres que tenemos que estar encerradas rezando. Si mi presencia en un programa de televisión ayuda a normalizar nuestra imagen, bienvenido sea", declaraba el año pasado la ursulina italiana Sor Cristina, poco después de haber resultado ganadora de la edición de su país de La Voz y de seducir al público con su hábito, su  voz deífica y sus caderazos sacrílegos. Y de entonar temas de artistas transgresores cuyo mensaje, aseguraba, servía, en su caso, para hacer llegar un mensaje divino.

El gran éxito cosechado por la religiosa, que proporcionó al talent show visibilidad internacional y convirtió a la religiosa en un fenómeno viral, fue el  desencadenante para que un sacerdote granadino de 28 años, el padre Damián (apodado por sus alumnos 'el cura hipster'), se animara a participar en la versión española del mismo certamen. Ataviado con alzacuellos (un elemento que no siempre incluye en su vestimenta de diario pero sí en el plató), asegura que entiende la música como una vocación dentro de su vocación, que se siente como un "joven normal de su edad" y que, aunque admite que la gente puede "sorprenderse al ver a un sacerdote en el programa", está seguro de que "comprenderán bien lo que quiere transmitir".

Si mi presencia en la tele ayuda a normalizar la imagen de las monjas, bienvenida sea Más extensa es la experiencia ante las cámaras de Sor Liliana y Sor Beatriz, dos religiosas del convento Hermanas Concepcionistas Franciscanas de Segovia. En 2008 comenzaron su andadura televisiva con el programa Bocaditos de cielo (Canal Cocina), que se grababa en la cocina de su convento para respetar su clausura. La buena acogida del espacio, que además de revelar recetas de postres deliciosos, proporcionaba pistas sobre la vida contemplativa, inspiró un nuevo formato con las mismas presentadoras llamado Divinos pucheros, el cual exploraba los guisos de toda la vida. Hoy, las mismas hermanas prosiguen su trayectoria en Bendito paladar (13TV, de lunes a viernes, 11.40 horas) y buenos datos.

"En el momento de lanzar estos programas había muchísimas ofertas de cocina. De repente reparamos en la reputación de los dulces que preparaban algunas monjas de clausura y vimos que no había ningún programa enfocado en eso", explica Ana Alderete, directora de Abyana, la productora responsable de los programas de Sor Liliana y Sor Beatriz. Alderete señala como uno de sus aciertos, además de la novedad, el interés que despiertan las "recetas conventuales" y los consejos y formas sencillas de su mentoras.

También la mediática Sor Lucía Caram ha encontrado su segundo hogar en un programa culinario. La monja dominica contemplativa, conocida por hablar sin pelos en la lengua sobre cuestiones sociales y políticas, ya llamó la atención de la audiencia al ser invitada a programas como Hable con ellas o Sálvame. Hoy departe sobre platos monásticos con guiños actuales en el programa Sor Lucía (de lunes a viernes, 8.30), perteneciente a Canal Cocina. Mientras la cadena subraya "el buen funcionamiento" que ha observado en los espacios similares que ha emitido hasta la fecha, la buena respuesta del formato ha quedado demostrada con la publicación del primer libro de cocina de su presentadora (Las recetas de Sor Lucía).