La delegada del Gobierno en Baleares, Teresa Palmer, ha presidido este miércoles la Junta Local de Seguridad de Llucmajor junto al alcalde Joan Jaume, una reunión donde se ha acordado la creación de una nueva oficina Servicio de Atención al Turista Extranjero (SATE), cuya firma se llevará a cabo en las próximas semanas.

Con la de Llucmajor, serán nueve los SATE's distribuidos en el territorio balear.

Durante la junta, en la que también han participado el conseller de Administraciones Públicas, Juan Manuel Lafuente; el coronel jefe de la Guardia Civil en Baleares, Jaume Barceló; miembros de la Policía Local y del Ayuntamiento, los mandos de la Benemérita han informado de la reducción del 10% de las infracciones penales cometidas en el municipio en 2014 respecto al año anterior.

Además, en el ejercicio pasado, se incrementó un 6% el esclarecimiento de los delitos y faltas cometidos.

Tanto el alcalde como la delegada han alabado "la efectividad de la coordinación policial". Con el fin de seguir en esta línea, se ha decidido crear una comisión de coordinación entre ambos cuerpos en el marco de la Junta de Seguridad.

Por último, y para mejorar la estrecha colaboración que ya llevan a cabo, Policía Local de Llucmajor y Guardia Civil han mostrado su intención de realizar patrullas conjuntas en el municipio.