Voluntarios del programa de voluntariado ambiental PROVOCA, del Gobierno de Cantabria, y de la Asociación Ría, han realizado este domingo en Camargo labores dirigidas a la recuperación de especies en el Pozón de los Coteros.

La actuación ha incluido la construcción participativa, con materiales naturales, de una isla viva de vegetación autóctona y su instalación en el Pozón.

Para ello, se ha creado un carrizal flotante que servirá de refugio y espacio de anidamiento para aves, cuyas raíces sumergidas, además de dar cobijo a peces y otros organismos acuáticos, actuarán como un filtro natural para descontaminar las aguas de la laguna.

Además, la jornada ha incluido una salida guiada interpretativa por el entorno de la ría del Carmen y Boó.

DOs de los participantes en esta actividad de PROVOCA han sido el consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Javier Fernández, y el alcalde de Camargo, Diego Movellán.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.