La Fundación Marqués de Valdecilla ha quedado finalista en los premios 'La Caixa' a la Innovación y Transformación Social por su programa '@Sastipen va', que busca la mediación intercultural y la promoción de salud en la población gitana a través de las nuevas tecnologías de la información (e-salud).

La directora de la Fundación, María José González, ha recibido el reconocimiento de manos del ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, según ha informado en un comunicado el Gobierno de Cantabria.

El proyecto, que en estos momentos está en ejecución y es desarrollado entre el Observatorio de Salud Pública y la asociación gitana, plataforma Romanes, ha sido uno de los treinta finalistas al premio al mejor proyecto de innovación y transformación social de entre los 900 programas que recibieron financiación dentro de la convocatoria de 2014 de ayudas a proyectos de iniciativas sociales, que promueve la Obra Social La Caixa al que se presentan anualmente más de 4.000 propuestas.

El proyecto 'Promoción de la e-salud 2.0 en población gitana ha sido reconocido, dentro de la categoría de Acción Social e Interculturalidad, por "potenciar la igualdad de oportunidades, la convivencia ciudadana intercultural y la implicación de la comunidad a la hora de afrontar los retos sociales actuales".

Este programa, que ha recibido una financiación competitiva de 48.000 euros de la Obra Social de la Caixa, busca la mejora del estado de salud de la población gitana cántabra y la reducción de sus desigualdades sociales en este ámbito, beneficiándose de manera directa 3.000 personas y más de 19.000 de forma indirecta.

Además, promueve la mejora y enriquecimiento de la relación de este colectivo con el sistema sanitario público y la integración de la población gitana en el uso de los medios digitales (e-salud), con el fin de promover la transformación social, la participación comunitaria y, con ello, el desarrollo social, cultural y económico de esta población.

Para ello, se han definido actividades conjuntas en los ámbitos sanitario y educativo, a través de mediadores naturales en salud, y mediante el uso de las tecnologías digitales, desarrollando una plataforma virtual abierta.

Así, se han contratado mediadores gitanos y se ha identificado un enlace entre los profesionales de los centros sanitarios y educativos con mayor afluencia gitana, con el objetivo de garantizar la calidad de la asistencia y facilitar las buenas relaciones en el centro, así como la promoción de la salud con la comunidad gitana. Para esta labor de mediación se ha contado también con el apoyo del voluntariado gitano.

Además, se ha desarrollado un aula virtual propia y adaptada a la población gitana dentro de la Escuela Cántabra de Salud, que permite acercar contenidos y eventos a la población gitana y no gitana, así como a profesionales de todos los ámbitos, y "romper barreras que estigmatizan a ese colectivo".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.