Marine Le Pen y Jean-Marie Le Pen
Marine Le Pen, junto a su padre y fundador del Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen. GTRES

La presidenta de la formación ultraderechista francesa Frente Nacional, Marine Le Pen, ha declarado que ha abierto un expediente disciplinario a su padre y fundador del partido, Jean-Marie Le Pen. Al mismo tiempo le ha instado a abandonar "sus responsabilidades políticas", según ha informado el diario 'Les Echos'.

En una entrevista con el canal de televisión TF1, Marine Le Pen pidió a su padre que tenga "la sabiduría de detener sus actividades políticas" y confesó que el asunto le produce "por supuesto" tristeza como hija, y también como militante. Además, ha justificado que ha abierto expediente a su padre por sus últimas polémicas declaraciones y ha señalado que ahora deberá rendir cuentas ante la Junta Ejecutiva del partido por motivos "disciplinarios".

Su hija se opondrá a que sea candidato en la región de Provenza Alpes Costa Azul

Aseguró que rechaza la continua "provocación de polémicas que hacen daño al FN" por parte de su padre, la última de ellas unas declaraciones a una revista en las que éste defendía al mariscal Pétain, líder de la Francia colaboracionista con los nazis.

Además, la líder del partido se opondrá el próxima día 17 en una reunión del comité político a que Le Pen sea candidato como cabeza de lista del FN a las elecciones de final de año en la región de Provenza Alpes Costa Azul (sur).

Marine Le Pen explicó que este proceso disciplinario se abre ahora, pese a que los exabruptos de su padre se suceden desde hace tiempo, debido al "fenómeno de la reiteración".

"Hay un gran hastío e incomprensión por parte de los militantes y votantes, que no comprenden por qué el presidente de honor, por quien tienen un gran afecto, se empeña en debilitar el FN con declaraciones que van en contra de la línea del partido", dijo.

El comité ejecutivo de la formación está compuesto por nueve personas, entre ellas el fundador y la presidenta, aunque no se sabe cuándo se reunirá para el proceso disciplinario.

Jean-Marie Le Pen se ha defendido estos últimos días alegando que hay que proteger la "libertad de expresión" dentro de su partido, y lanzando dardos contra su hija, de quien se distanció políticamente tras sucederle esta al frente del partido, en 2011.

Jean-Marie Le Pen acusa a su hija de someterse al sistema

Jean-Marie Le Pen, contesta y acusa a su hija Marine, actual líder de la formación ultraderechista, de someterse al sistema y "dinamitar" su propia formación.

"No llego a entender los motivos de su acción. La señora Le Pen está dinamitando su propia formación", indicó en una entrevista concedida a la emisora "RTL" un día después de que se anunciara que deberá comparecer ante la ejecutiva del partido para someterse a un "proceso disciplinario", aún sin fecha.

Le Pen padre ha asegurado que acudirá a ese comité ejecutivo con la intención de defenderse y "probablemente de atacar". El fundador del partido, cabeza visible de las ideas más antisemitas y extremas de la formación, se planteó la posibilidad de que su hija pueda llevar a cabo una maniobra "deliberada" para atraer simpatías y ganarse la indulgencia del sistema.