El Gobierno extremeño y los grupos parlamentarios, junto a la directiva de Acorex, han escenificado esta tarde su "unidad" y "confianza" de cara a la articulación de soluciones que faciliten la viabilidad del citado grupo cooperativo, durante una reunión mantenida en el Parlamento autonómico, en Mérida (Badajoz).

El encuentro ha sido impulsado por el presidente del Gobierno regional, José Antonio Monago, quien ha participado también en la cita, al igual que el líder del PSOE extremeño, Guillermo Fernández Vara, el diputado de IU Alejandro Nogales, y miembros del grupo parlamentario del PP y del PREX-CREX, entre otros representantes de la dirección de Acorex.

En declaraciones a los medios tras la reunión, el presidente de Acorex, Manuel Ortega, ha defendido que la "unidad puede transmitir confianza" para el futuro del grupo cooperativo, al tiempo que ha incidido en que dicha "confianza" también existe dentro del propio Ejecutivo regional y de los grupos parlamentarios.

Ortega ha señalado que las "soluciones" para Acorex son las contempladas en el plan de viabilidad planteado en la entidad, y pasan además —según ha apuntado— por la "incorporación" de las tres cooperativas que tienen solicitada la "baja" en el seno del grupo cooperativo.

"La única novedad es que sí o sí ellas (las cooperativas que tienen solicitada la baja en Acorex) tienen que estar también con nosotros", ha recalcado, al tiempo que ha señalado que "el plan B (si dichas cooperativas no se mantienen en el grupo) mejor no pensar en él".

También ha añadido sobre el plan de viabilidad que podría sufrir variaciones en función de si se mantienen o no en el grupo las cooperativas que tienen solicitada su baja en el mismo. "Las tres que faltan son las que más facturación tienen", ha afirmado.

De igual modo, ha explicado que la dirección trabaja sobre un "plan global que afecta a Avante, que es el principal acreedor, y también al resto del pool bancario", al tiempo que ha señalado que con "todos ellos" están manteniendo "reuniones".

Ayuda "adicional"

A su vez, el director general de Acorex, Antonio Barral, ha explicado que en el encuentro de esta tarde en Mérida se ha puesto "algunas novedades encima de la mesa" como que se "podría incluir una ayuda adicional del Gobierno (regional)", aunque las entidades financieras "tienen que elevarlo a sus órganos decisores correspondientes".

Ha añadido Barral también que el plan de viabilidad planteado "va a ir cambiando en base a las novedades que vaya habiendo"; al tiempo que ha resaltado que "por el momento hay novedades que arrojan luz a esta situación" y sobre las que ha dicho que "sería una aportación económica pero con unos condicionantes determinados". "No sería ayuda a fondo perdido", ha añadido.

De igual modo, ha explicado que en la reunión de esta tarde todos los grupos parlamentarios han conocido "de primera mano" cuál es la situación, cuáles son las medidas que se están adoptando, cuáles son las reuniones; y ha destacado que "todos los grupos parlamentarios están alineados con el tema Acorex, pero sin duda alguna".

En cuanto a la "solución" para la situación de Acorex, ha dicho que "pasa por intentar que las tres cooperativas (que han solicitado la baja) se reincorporen", y por la aportación "adicionalmente" de "dinero nuevo" que según ha dicho la entidad ha "pedido" a las entidades financieras, así como de dotación económica solicitada también —ha dicho— al Ejecutivo regional. "Parte de ese dinero que hemos solicitado también al Gobierno extremeño podría estar en vías de ser concedido también", ha espetado.

Ha defendido en esta línea que la "solución" pasa por "la refinanciación de lo que hay" y por "aportación de dinero nuevo" en Acorex, aunque ha rehusado facilitar las cifras económicas que se están manejando. "Prefiero ser prudente en este punto de la historia", ha reconocido.

Por otra parte, preguntado por si las gestiones avanzan el plan de viabilidad podría cambiar y con ello las condiciones del ERE, Barral ha señalado que "se podrían suavizar muchas cosas".

ASAMBLEA

A su vez, Manuel Ortega ha informado de que ha sido desconvocada la asamblea de la entidad prevista para este martes, día 7, así como de que todavía no hay fecha exacta para su celebración, en tanto que el objetivo es que cuando se lleve a cabo sea "definitiva", así como que se sepa si las tres cooperativas que desean abandonar el grupo deciden o no regresar a Acorex tras su análisis particulares sobre esta cuestión en sus respectivas asambleas.

Ha avanzado así que este martes, día 7, la dirección de Acorex mantendrá reuniones por separado con cada una de las tres cooperativas que desean abandonar el grupo para informarles del contenido de la reunión mantenida esta tarde en Mérida y de lo que está "avanzado también".

Por otra parte, sobre la manifestación de trabajadores prevista para el próximo sábado, día 11, Ortega ha dicho que "es normal que cada uno haga lo que la ley le permite". "Yo no tengo nada que objetar a que se manifiesten libremente... están en todo su derecho", ha indicado.

En cuanto al ERE, Ortega ha dicho que "lógicamente" las "nuevas condiciones" en las que se está trabajando podrían modificar lo previsto al respecto. "Afinaremos al máximo cualquier despido que tuviéramos que realizar o cualquier disminución salarial que también hubiera que hacer", ha espetado.

Finalmente, ha indicado que los grupos parlamentarios en la reunión de esta tarde se han comprometido a "colaborar" con Acorex "en lo que en sus manos está". "Lo que no podemos hacer es pedir cosas que son imposibles. Más dinero cuando no se puede no hay, pero sí que nos ofrecen su apoyo, nos ofrecen su conocimiento, nos ofrecen diálogo con estas cooperativas que ahora pueden hacer de intermediarios...", ha señalado. "Cualquier cosa que necesitemos todo el arco parlamentario y el Gobierno (regional) están dispuestos a ayudarnos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.