El Ayuntamiento de Valderredible ha desmentido "rotundamente" las informaciones que han aparecido en diversos medios de comunicación encabezadas por cuatro alcaldes pedáneos (PSOE) y por la Agrupación Independiente de Vecinos de Valderredible (AIVA), según las cuales "se ha intentado promocionar" que desde el Consistorio se han realizado empadronamientos "irregulares", una situación que "no corresponde en ningún momento con la realidad faltando descaradamente a la verdad", por lo que estudia tomar acciones legales por las "constantes difamaciones".

Antes estas informaciones "interesadas", el regidor municipal, Fernando Fernández (PRC), ha negado que exista un "control a dedo" del censo municipal, tal y como se ha "insinuado", y ha explicado que el procedimiento a seguir a la hora de solicitar empadronamiento en el municipio "cumple no sólo con los requisitos mínimos fijados por el propio Instituto Nacional de Estadística (INE) sino que además se pide una declaración jurada de residencia habitual, la documentación de arrendamiento o escrituras de la vivienda, y/o la autorización del dueño de la casa".

Igualmente Fernández ha recordado en un comunicado que el INE ya ha procedido a la investigación de los censos municipales de Cantabria y sólo se han detectado "presuntas irregularidades" en cinco ayuntamientos, estando "absolutamente libre de cualquier anomalía" Valderredible, por lo que insiste que, "este Ayuntamiento se reserva el derecho a tomar las medidas oportunas legales en defensa del buen nombre de Valderredible y el de sus instituciones".

Investigación al candidato de podemos

Asimismo, el Consistorio ha puntualizado que "sólo ha abierto dos expedientes de investigación" relacionados con los empadronamientos, uno precisamente a Xavier Murgui (candidato de Podemos), tras la denuncia efectuada por el propio dueño de la casa que le tenía arrendada por "un supuesto impago de facturas" y porque además "declaró que no le había autorizado a vivir allí", lo que conllevó a que a su vez se preguntara al propio INE sobre "la legalidad o no de dicho empadronamiento que figuraba en una edificación catalogada como industrial".

El otro caso de investigación abierto, el referido al pueblo de Navamuel, el consistorio ha especificado que finalmente no se empadronaron a dichas personas por no reunir los requisitos que se piden en este proceso administrativo, como es la firma presencial de la declaración jurada de residencia, "ya que resulta que dichas personas, que pertenecen a una misma familia, son de Burgos y residen en Burgos".

En lo referente al caso de Santa María de Hito, el Consistorio ha aclarado que la denuncia pública encabezaba por la pedánea de dicha junta vecinal (PSOE) es "incierta" puesto que las personas a las que se refiere "sí que están empadronadas en Valderredible, a fecha de 7 de enero de 2015, y en el Ayuntamiento no existe constancia documental alguna de petición de empadronamiento con fecha anterior".

Por último sobre el caso de San Andrés de Valdelomar, donde se acusa al ex presidente de la Junta Vecinal de empadronar a cuatro personas, el consistorio valluco ha puntualizado que "desde el año 2011 consta en el censo municipal que están empadronadas", sin producirse "ni alteración ni pega ninguna" durante todos estos años en la gobernabilidad de dicha junta vecinal, aún pudiendo haber generado "un cambio en la presidencia aunando mayorías para una moción de censura", sin así haberse producido finalmente.

Por ello, ante este "cúmulo de infamias que sólo atentan a la verdad y que carecen de sustento legal", —ya que el órgano competente, en este caso el INE, ya ha procedido a investigar los censos y ya ha emitido resultados estando Valderredible "libre de cualquier sospecha"—, "es evidente la poco o nula credibilidad que puede proyectar a los vecinos de Valderredible, el ex portavoz del PSOE y ahora candidato de AIVA".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.