Miles de personas, especialmente jóvenes vinculados a movimientos de izquierda, se concentraron en la Plaza de la Amistad de la ciudad alemana de Rostock para el comienzo de la manifestación, que dio comienzo a las 13 horas y concluyó en el puerto de la ciudad.

Mientras tanto, más de un centenar de ultraderechistas marcharon por la emblemática Puerta de Brandeburgo en Berlín en una manifestación realizada, tras el veto de los tribunales a la protesta convocada contra el G8 en la ciudad de Schwerin, en el noreste de Alemania.

Veteranos antiglobalización

Junto a los miles de jóvenes que ocuparon la mañana recitando consignas, jugando a fútbol o disfrutando de los conciertos preparados por la organización, también se dieron cita en Rostock muchos veteranos en la lucha por un mundo mejor.

Es el caso de Ingetrand Schmäckte, de 61 años, que, junto a una decena de mujeres, han viajado desde Gorleben vestidas con túnicas amarillas en las que proclaman su rechazo a la energía nuclear como alternativa al cambio climático.

Schmäckte, cuyo grupo X-Frauen ha llevado sus reivindicaciones incluso a Bruselas, aseguró a Efe que el sentir general de los congregados en Rostock es que el "G8 carece de legitimidad para tomar decisiones que sirven para sangrar al 90 por ciento restante de la Humanidad".

Contra el poder absoluto

La Asociación Danesa para la Cooperación Internacional que ha causado sensación entre los manifestantes con su carroza, en la que siete chicas y un joven, disfrazados de soberanos medievales, comparten su carromato con esculturas de niños famélicos.

El único chico del grupo, que representa ser el rey de Inglaterra, Sigurd Jakobsen, explicó a Efe que su pequeña "performance" pretende llamar la atención sobre las similitudes entre el poder absoluto de los monarcas en la Edad Media y la impunidad con que actúa el G8.

G8 carece de legitimidad para tomar decisiones que sirven para sangrar al 90 % restante de la Humanidad".

"Se trata de una clase privilegiada y minoritaria que se considera superior al resto y toma decisiones importantes, sin consultar con la mayoría, que debe acarrear con las consecuencias", señaló.

Contra la política de Estados Unidos

La política militar de Estados Unidos y su falta de compromiso medioambiental protagonizan muchas de las pancartas y las canciones protesta en las que se recomienda a su presidente pernoctar en Guantánamo y visitar la ciudad de Nueva Orleáns, que ya sufrió las consecuencias del cambio climático.

El rechazo a los nazis, cuya manifestación en Schwerin prevista para este sábado fue suspendida, es otra las consignas claves, que ocupan desde las sudaderas de los manifestantes a las chapas y pins de los puestos de "souvenirs" que también se han dado cita en la estación.