El candidato de Ciudadanos (C's) a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, y el vicesecretario general a nivel nacional, José Manuel Villegas, han advertido este lunes de que su formación "no se sentará a negociar" la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta y la conformación del Parlamento si los socialistas no aceptan como "requisito previo" las diez medidas incluidas en su propuesta de pacto 'anticorrupción'. Asimismo, han querido dejar claro que Andalucía no va a ser "moneda de cambio" de cara a las municipales o a otras elecciones autonómicas y que no se va a producir "ningún cambio de sillas".

En rueda de prensa, Marín ha explicado que su formación le ha remitido a la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, un documento con las diez medidas que componen el citado pacto 'anticorrupción'. Entre ellas, se encuentra que no haya ningún cargo público imputado, lo que exige la renuncia de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán de sus actas en el Congreso y Senado, respectivamente, por su imputación en el caso de los ERE.

"Si Díaz y el PSOE-A aceptan esa propuesta nos sentaremos a negociar e incorporaremos otras medidas económicas y sociales de nuestro programa electoral de cara a posibles acuerdos puntuales", ha destacado Marín, quien cree "difícil" que los socialistas acepten estas condiciones porque "no han dado ninguna muestra de ello". De hecho, no ha habido ningún tipo de contacto entre ambas formaciones desde la reunión que se celebró antes de Semana Santa.

Villegas, —que compondrá la delegación negociadora de Ciudadanos, junto con el coordinador territorial en Andalucía, Manuel Buzón, y el diputado electo por Huelva, Julio Díaz,— ha dicho que no se puede negociar con el PSOE-A si no accede a "limpiar" la corrupción en su partido y le pide las actas a Chaves y Griñán. En el caso de que las imputaciones no sean ratificada por el Tribunal Supremo (TS), "habrá menos piedras en el camino" y no será necesario que abandonen sus escaños.

El resto de medidas recogidas en el citado pacto son la responsabilidad patrimonial subsidiaria de los partidos políticos en casos de corrupción de sus cargos públicos; apartar de cualquier cargo público o de partido a todo representante que haya falsificado o engañado en relación a su currículum o su cualificación profesional o académica; o tipificar el delito de financiación ilegal de partidos políticos en el Código Penal con responsabilidad penal de los partidos políticos y sindicatos.

Se incluyen también obligar a los partidos a publicar en su página web sus reglamentos, estatutos, cuentas, ingresos y gastos electorales, presupuestos y procedimientos de control internos; exigir a los partidos la creación de un órgano interno anticorrupción con funciones preventivas y de control, y elegir a los candidatos mediante un sistema de elecciones primarias.

Hay otras tres medidas relativas a la prohibición de las donaciones a los partidos y las condonaciones de los créditos bancarios a partidos políticos que también se incluyen en este decálogo elaborado a nivel nacional en 2010. Si bien, según ha explicado Marín, todas ellas se han convertido en requisitos exigibles por ley.

C'S

No se sentirá responsable si hay nuevas elecciones

Marín, que ha insistido en que Ciudadanos va a votar en contra de la investidura de Díaz si no se acepta dicho pacto, ha criticado que la presidenta de la Junta en funciones pretenda responsabilizar a los partidos de que pudieran celebrarse unas nuevas elecciones autonómicas. "No hemos sido nosotros quienes hemos provocado unas elecciones anticipadas y, por tanto, no nos vamos a sentir responsables", ha apostillado.

Sobre la Presidencia del Parlamento, el candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta ha considerado que debe ser ostentada por la lista más votada, la del PSOE-A, siendo ello "lo más democrático y leal". En el reparto de la Mesa, Marín propone que la vicepresidencia primera sea para el PP-A; la segunda, para Podemos; y la tercera, para su formación. IULV-CA ostentaría una de las tres secretarías generales.

Sobre las otras dos, Marín ve dos posibilidades de reparto: las dos para el PSOE-A, o una para PSOE-A y otra para PP-A. En el caso de que la proporcionalidad no fuera acorde con los resultados de las elecciones, el dirigente de Ciudadanos cree que podría crearse una secretaría general más que fuera para los 'populares'. "Es lo más sensato y democrático", ha destacado Marín.

Villegas ha señalado que Andalucía no va a ser "moneda de cambio" respecto a posibles pactos en municipales o en otras autonómicas y que no se van a mover "ni un milímetro" de la defensa del programa defendido durante la pasada campaña electoral. Según ha señalado, Ciudadanos no está en el "juego" en el que han podido situarse otras formaciones para "cambiar sillones" en ayuntamientos por los de la Comunidad.

Sin obligación de apoyar la lista más votada

Junto a ello, ha negado que su formación defienda que tiene que gobernar siempre y de manera "automática" la lista más votada, que sí es la que está "legitimada" para iniciar las negociaciones. "Tiene que haber un segundo requisito para gobernar que es lograr los acuerdos suficientes", ha manifestado Villegas, quien ha insistido en que C's no está obligado a apoyar las listas más votadas.

Preguntado sobre el posible acercamiento del PP a Ciudadanos, Marín ha dicho que los 'populares' posiblemente se hayan dado cuenta de que la estrategia "permanente ataque" utilizada en las pasadas autonómicas les haya restado. "Ahora nos ven como un posible aliado", ha asegurado el dirigente de C's, quien ha advertido de que serán aliados de todo aquel "que venga a solucionar los problemas de los ciudadanos" y de que nadie les va a encontrar en la confrontación.

Sobre este mismo asunto, Villegas ha apuntado que la ciudadanía está "muy desengañada" de las políticas de los "viejos partidos". A su juicio, el éxito de su partido en las recientes autonómicas andaluzas no solo asusta al PP, sino también al PSOE, y ha sido consecuencia de que Ciudadanos es una "alternativa sensata" que ilusiona a la gente y que hace que se pueda votar "sin tener que taparse la nariz".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.