John Malkovich
John Malkovich, en una visita a Bilbao en 2010. ARCHIVO

"Me quedé conmocionado cuando supe su muerte. Todas las personas que conocían a Manoel de Oliveira creímos que iba a ser el primero humano que no moriría", declaró el actor estadounidense John Malkovich, que trabajó con el realizador portugués.

"Era un ejemplo de un ser con una individualidad propia, alguien completamente único, con un punto de vista propio, una visión. Lo adoraba", manifestó el actor al rotativo luso Diário de Notícias.

Malkovich estuvo a las órdenes de De Oliveira, fallecido el jueves a los 106 años, en tres filmes: O Convento (1995), Vou para Casa (2001) y Um Filme Falado (2003).

Fallecido en la casa de su Oporto natal, Manoel Candido Pinto de Oliveira está considerado el cineasta más internacional de Portugal y era la figura cultural más icónica del país desde que falleciese el escritor José Saramago, en junio del 2010.

Sus restos están en la iglesia Cristo Rei de Oporto, donde familiares, amigos y vecinos de la ciudad le despiden antes del funeral que se celebra en la tarde de este viernes en el cementerio de Agramonte, en Oporto.