Chris Martin, Tori Spelling... y el placer de caminar descalzos

  • Chris Brown, Diane Keaton, Rita Ora o Tori Spelling son solo algunas de las celebridades a las que les gusta no utilizar calzado en sus paseos.
  • Se trata de una práctica habitual en países como Nueva Zelanda y que va cobrando adeptos en ciertos países occidentales como Alemania.
  • En España, la comunidad descalza aún es muy restringida.
El cantante de Coldplay, Chris Martin, pasea descalzo por Malibú.
El cantante de Coldplay, Chris Martin, pasea descalzo por Malibú.
GTres

¿Salud, disfrute o pura excentricidad? Sea por la razón que sea, el hábito de andar descalzo cuenta cada día con un mayor número de devotos entre los famosos. A la cabeza, el carismático vocalista del grupo Coldplay, Chris Martin, quien recientemente ha sido fotografiado sin zapatos y haciendo tareas prosaicas como la compra o dando una vuelta por Malibú (Estados Unidos). Tampoco la actriz Tori Spelling considera necesario calzarse para pisar el asfalto o dirigirse al estudio de grabación.

La lista de barefooters (descalzos) se amplía con nombres como los de  Lady Gaga, Paulina Rubio, Orlando Bloom, Rita Ora, Diego Costa, Diane Keaton o Heidi Klum y su novio, Vito Schnabel, a la vez que se multiplican las páginas web y publicaciones dedicadas a esta tendencia de la que sus partidarios destacan sus beneficios para la salud.

Bajo el lema 'Libera tus pies', el libro Barefoot walking (Andar descalzo) de Michael Sandler y Jessica Lee asegura que desplazarse sin zapatos minimiza el impacto de la pisada, maximiza su eficacia y mejora el estado de ánimo. Por su parte, Earthing: the most important health discovery ever? (Conectarse a la tierra: ¿El hallazgo más importante para la salud jamás descubierto?) de Clinton Ober apunta a otra práctica afín, el grounding, acerca de la importancia de andar con los pies desnudos sobre la tierra para restablecer "el equilibrio eléctrico natural del cuerpo".

Numerosos podólogos y osteópatas también han calificado de "saludable" este hábito. Pero con matices: "Es cierto que corrige problemas de desequilibrio, fortalece la musculatura y mejora la pisada, pero siempre ha de hacerse en un sitio limpio y controlado. Por ejemplo, ir al supermercado sin zapatos en una ciudad no es recomendable bajo ningún punto de vista, existe un gran riesgo de infección", advierte Sonsoles Paris, directora de la clínica especializada en podología Sarua, en Madrid.

La especialista sí aconseja, en cambio, estar descalzo en casa (mejor con calcetines) y, sobre todo, en la playa, donde pasear al borde del mar "estimula la circulación, aumenta las defensas naturales del organismo y aporta bienestar psicológico. Es una gran terapia".

España, un país poco 'barefooter'

Si bien en gran parte del planeta desplazarse descalzo es considerado una rareza, hay países como Nueva Zelanda donde está muy implantado y está aceptado acudir a la escuela o a ciertos trabajo sin zapatos.

En los últimos años esta costumbre se ha asomado tímidamente a ciudades de Alemania (especialmente Berlín), de Holanda o California (EE UU), y se ha llegado a aplicar al deporte del running gracias a libros como  Correr descalzo, de Jason Robillard.

En España, aún son muy pocos sus prosélitos, que es posible ver "sobre todo en los barrios céntricos de Madrid, en los pueblos de la costa de Cádiz y, según me han dicho, en zonas de Galicia. Muchas veces son extranjeros", explica A.M, un madrileño de 35 años que, desde hace dos, se ha sumado a esta práctica que conoció en Berlín.  "Vi allí a gente haciendo recados o incluso cogiendo el tren descalza y me dio envidia. Es un placer. Te das cuenta de que se puede ir muy cómodo a los sitios. Y en todo este tiempo puedo decir que no me he cortado ni una sola vez y no tengo ningún callo. Los tenía antes, cuando, por mi trabajo, me pateaba Madrid con zapatos", explica este corredor aficionado que opina que el problema para que esta costumbre se extienda en España es el sentido del ridículo.

"Mucha gente me dice que le gustaría probar pero que le da vergüenza",  indica. Por último, A. M. señala Facebook y sites internacionales como barefooters.org como los principales puntos de encuentro para la comunidad de 'gente descalza'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento