Ambrosio dice que el 22M coloca en Córdoba al PSOE como "una alternativa real de izquierdas"

La candidata del PSOE a la Alcaldía de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha afirmado este jueves que los resultados de las elecciones autonómicas del 22 de marzo, que en su opinión significan "el hundimiento de Nieto y del PP", colocan a los socialistas como "única alternativa real de izquierdas que presenta a los cordobeses un proyecto sensato y realista".
La candidata del PSOE a la Alcaldía de Córdoba, Isabel Ambrosio
La candidata del PSOE a la Alcaldía de Córdoba, Isabel Ambrosio
EUROPA PRESS

La candidata del PSOE a la Alcaldía de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha afirmado este jueves que los resultados de las elecciones autonómicas del 22 de marzo, que en su opinión significan "el hundimiento de Nieto y del PP", colocan a los socialistas como "única alternativa real de izquierdas que presenta a los cordobeses un proyecto sensato y realista".

En una rueda de prensa en la que ha valorado los resultados de las elecciones autonómicas, Ambrosio ha dicho que ganar las elecciones municipales "es una opción real el próximo 24 de mayo" para los socialistas. Por tanto, hasta esa fecha, según ha subrayado, se va a esforzar en "pedirle a los cordobeses la confianza y la fuerza suficiente para decir no al PP y para que esta ciudad tenga el gobierno que se merece".

Para Ambrosio, "la fortaleza del PSOE en Andalucía es fruto del compromiso del PSOE y de Susana Díaz con los andaluces y especialmente con los andaluces que peor lo están pasando". Por el contrario, "el hundimiento del PP" se debe a "esas políticas injustas e insolidarias de Rajoy que Nieto también ha hecho en Córdoba".

A juicio de la candidata socialistas, "Nieto planteó estas autonómicas como unas elecciones municipales y hay que decir con toda contundencia que estas elecciones las ha perdido", pues "el hundimiento y el fracaso del PP lo son también de Nieto".

Por tanto, "el resultado del 22 de marzo forma parte del futuro y es antesala de lo que ocurra el próximo 24 de mayo", según Ambrosio, quien ha subrayado que el PSOE ha ganado en barrios como Figueroa, Sector Sur, Fray Albino, Campo de la Verdad, Guadalquivir, Miraflores, Fuensanta, Fidiana, Cañero, Viñuela, Palmeras, Levante, Fátima, Moreras, Valdeolleros, Zumbacón, Naranjo, Alcolea, Villarubia, Veredón de los Frailes, Majaneque o en el Parque Azahara, y es segunda fuerza en "muchísimos barrios de la ciudad".

Isabel Ambrosio también ha exigido a Nieto que "deje de utilizar el dinero de los cordobeses desde la Alcaldía de Córdoba para hacer política partidista", criticando que se dedique a "gastar el dinero de los cordobeses en propaganda y en publicidad para tapar su ineficacia en la gestión durante estos años, y para tapar su fracaso como alcalde, mientras que muchas familias lo están pasando mal, lo cual me parece deleznable".

Para la candidata socialista a alcaldesa, "Nieto está deslegitimado políticamente ante la sociedad cordobesa, porque no ha parado de mentir y las consecuencias políticas de esas mentiras las va a pagar el 24 de mayo", pues llegó a la Alcaldía "uniendo su futuro político a la creación de puestos trabajo y se comprometió a que no se volvía presentar si había más desempleados" que cuando hizo esa promesa, en diciembre de 2010, y "todas esas promesas han sido incumplidas".

En contraste, Isabel Ambrosio ha dicho que está dispuesta a "liderar un nuevo tiempo político en la ciudad de Córdoba, que va a venir marcado por la estabilidad" y que deriva de "la suma mayoritaria de las ganas que tiene Córdoba de cambiar su futuro", pues "los cordobeses ven necesario un cambio urgente y posible" en el Ayuntamiento.

Por último, Ambrosio ha anunciado que va "a dedicarle a esta ciudad todo el tiempo que se merece, porque vengo a quedarme a trabajar por esta ciudad y nada ni nadie me va a distraer de esta misión", estando, además, convencida, de que cada día tiene "más herramientas, más capacidad y más propuestas para terminar con la desesperación de muchísimas familias en esta ciudad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento