Visitas nudistas a una exposición para que la piel 'absorba la vitamina D' de la luz de las obras

  • La Galería Nacional de Australia organiza tours guiados de visitantes desnudos a una retrospectiva del artista James Turrell, que trabaja con instalaciones de luz.
  • 'Somos literalmente comedores de luz a través de la piel. Es parte de nuestra dieta', dice el creador. Considera "más lógico ir desnudo a un museo que vestido".
  • Los visitantes nudistas, limitados a cincuenta, sólo deberán ponerse calzado al entrar en una de las instalaciones para proteger la superficie de la obra.
Foto distribuida por el Museo de Arte Contemporáneo de Australia, que organizó previamente tours nudistas en una exposición de Robert Owen
Foto distribuida por el Museo de Arte Contemporáneo de Australia, que organizó previamente tours nudistas en una exposición de Robert Owen
Photograph: Christo Crocker/Museum of Contemporary Art Australia

La Galeria Nacional de Australia de Canberra, uno de los principales museos públicos del país, acaba de anunciar que ofrecerá tours guiados para visitantes que quieran entrar desnudos a la exposición retrospectiva del artista James Turrell, un creador estadounidense (1943) que realiza grandes instalaciones inmersivas basadas en la luz. Las visitas nudistas pretenden ofrecer la oportunidad de "romper todas las barreras" entre el público y las obras.

"A través de la piel bebemos luz convertida en vitamina D, la absorbemos. Somos literalmente comedores de luz, es parte de nuestra dieta", ha declarado Turrell al diario The Canberra Times al anunciar la iniciativa. El estadounidense y el artista australiano Stuart Ringholt, que colabora con Turrell en la organización de las visitas de público en pelotas, opinan además que "resulta más lógico ir desnudo a un museo que vestido con hermosa ropa de lujo".

Los nudistas no coincidirán con el público con ropa 

Las visitas especiales están programadas para los días 1 y 2 de abril, tendrán una hora de duración y los grupos tendrán un máximo de 5o personas. El público nudista, que no coincidirá con los visitantes vestidos, deberá dejar toda su ropa y objetos en las taquillas del museo. Sólo tendrán que ponerse calzado de papel, suministrado por la galería, para entrar en una de las instalaciones, cuyo suelo es delicado.

No es la primera vez que se celebran visitas nudistas a exposiciones de arte en pinacotecas públicas en Australia. El Museo de Arte Contemporáneo de Sydney organizó una iniciativa similar durante una muestra colectiva en 2012 titulada The artist will be naked. Those who wish to join the tour must also be naked. Adults Only (El artista estará desnudo. Quienes quieran unirse a la visita deberán estar desnudos también. Sólo para adultos). Ringholt fue también promotor de aquella experiencia.

La retrospectiva de Turrell, que se prolonga hasta el 8 de junio, es un resumen de la obra del artista durante los últimos cincuenta años. Reúne proyecciones, hologramas, dibujos, grabados y fotografías, todos basados en la luz como única materia prima. También se presenta la instalación Skyspaces, espacios de observación del cielo que afectan la percepción, y el work in progress de Turrell en el Cráter Roden, un volcán extinto en el desierto de Arizona.

'Verte a ti mismo de una forma muy sensual'

"Con la exposición a la luz, te sientes parte de las cosas físicamente. Me gustan el poder combinado de la luz y el espacio físico, porque te permiten verte a ti mismo de una forma muy sensual", afirma el artista estadounidense. En la década de los años sesenta inició estudios sobre las leyes matemáticas y físicas de la luz y cruzó los resultados con los efectos psicológicos de la percepción lumínica. Comenzó entonces a construir proyecciones que producen formas geométricas ilusorias frente al espectador.

En el mismo estado que se alcanza mirando fijamente una hoguera de fuego "Mis obras trabajan con el espacio y la luz que lo habita", ha declarado el artista, que practica la religióncuáquera, que no tiene ni estructura ni sacerdotes y está basada en la iluminación espiritual del cristianismo primitivo. Turrell quiere que ante sus obras el espectador "se quede sin palabras, en el mismo estado que se alcanza mirando fijamente una hoguera de fuego".

Fluorescentes, tungsteno, fibra, 'leds'... y luz natural

El artista usa todo tipo de elementos lumínicos, desde fluorescentes, tungsteno, fibra óptica y leds y también luz natural. Una de sus instalaciones más conocidas es Within without (2010) un observatorio celeste instalado, precisamente, en la Galería Nacional de Australia, que invita al espectador a entrar en una estupa abierta en la cúpula para someterse a los cambios de percepción que se producen al mirar hacia afuera según los haces de luz que se proyectan en el interior.

La retrospectiva de Canberra incluye caleidoscopio corporales con patrones de cristales, instalaciones con fragmentos de luz, estrellas, galaxias y nebulosas y cubos que se saturan de color hasta que desaparecen los límites, bordes y esquinas y el visitante no está seguro de dónde se encuentra y qué lo rodea, alcanzando "un sentimiento parecido al de caminar sobre las nubes".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento