Lariyani llega a Madrdi
Lariyani, en el centro de la imagen, a su llegada a Madrid para reunirse con Solana. EFE

El principal negociador iraní en el conflicto nuclear, Ali Lariyani, dijo ayer a su llegada a Madrid que su país "no aceptará condiciones previas" en torno a su programa de enriquecimiento de uranio.

La reunión será la primera entre ambos después de la reprobación de la OIEA

Lariyani llegó a Madrid para mantener hoy una reunión con el Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, sobre el conflicto generado por el programa nuclear iraní.

La reunión será la primera entre ambos después de que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) entregara el pasado miércoles un informe al Consejo de Seguridad de la ONU en el que certificaba que Irán no cumple con las exigencias requeridas, lo que hizo que EEUU y Francia pidieran nuevas sanciones.

Sobre una eventual reunión con la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, que el viernes realizará una visita oficial a España, Lariyani señaló que "no hay ningún programa acordado".

De la crisis acerca del programa nuclear de su país, afirmó que "hay ciertos pasos que están dando algunos países para impedir que las negociaciones comiencen".

"Y sólo libres de condiciones previas estaremos dispuestos a comenzar las negociaciones" en las que, dijo, "cualquier idea podrá ser discutida".

"Visión positiva" de España

Lariyani alabó que las autoridades españolas tengan una visión positiva sobre la energía nuclear

El negociador iraní señaló que durante su estancia en Madrid mantendrá consultas sobre ese tema también con las autoridades españolas y alabó el hecho de que éstas tengan "una visión positiva" sobre el desarrollo de la energía nuclear para usos pacíficos.

En relación con la entrevista con Solana, declaró que considera que "hay lecciones que aprender sobre las conversaciones mantenidas en el pasado".

"En Ankara tuvimos largas conversaciones con Solana y en los puntos principales coincidimos. Y fueron introducidas nuevas ideas que podrán ahora ser desarrolladas y examinadas en este nuevo encuentro", agregó Lariyani.

Para el negociador iraní, en esa última reunión celebrada en Turquía, "se pusieron algunas ideas sobre la mesa que podrían contener una salida" para la situación actual, "pero es necesario tiempo para pensar sobre ellas".

Irán cumple la legalidad, según Lariyani

Volvió a reiterar que su país cumple la legalidad y que el desarrollo de un programa nuclear no tiene por finalidad dotarse del arma atómica, sino su empleo para usos pacíficos. Solana, que viajará mañana a Madrid para la reunión con Lariyani, planteará la vía de la "doble suspensión" para relanzar las negociaciones.

Solana actúa en ese conflicto en representación de los cinco países del Consejo de Seguridad de la ONU

Esa opción supone que la comunidad internacional suspendería la aplicación de las sanciones aprobadas contra Irán y que al mismo tiempo Teherán detendría el programa de enriquecimiento de uranio.

"Son condiciones que nos parecen muy lógicas, porque de ésta manera las dos partes empezarían de igual a igual, sin precondicionar el resultado", dijo la portavoz de Solana, Cristina Gallach.

Solana actúa en ese conflicto en representación de los cinco países del Consejo de Seguridad de la ONU, EEUU, Reino Unido, Rusia, Francia y China, además de Alemania y la UE en general.