Auvasa ha optado por un diseño más simplificado de los nuevos planos de las líneas de autobús.

Tanto, que ahora los recorridos no se diferencian, son todos negros, y para saber por dónde van las líneas tienen que seguir los puntos de colores que hay en cada parada.

Donde se juntan varias líneas el trazo negro es más grueso, como en el paseo de Zorrilla, la plaza Mayor o el casco histórico, mientras que cuando pasa un solo autobús la línea es más estrecha.

Otra de las indicaciones que ha perdido, en comparación con el anterior plano elaborado hace cuatro años, es el sentido de los recorridos, antes marcados con pequeñas flechitas.

La portada del nuevo plano está presidida por uno de los nuevos autobuses articulados en el Museo de la Ciencia y en el reverso tiene todas las líneas con detalles de frecuencias y paradas.

Además, contiene otro mapa más reducido con los recorridos del bus turístico y de los búhos, que circulan por la noche el fin de semana.

También destaca la incorporación de las nuevas líneas (10 y 4) y los cambios de recorridos de algunas ya existentes, como la 8, que pasa por Villa de Prado sobre el papel y lo hará en breve sobre el asfalto.

Dónde se puede conseguir plano nuevo

Auvasa va a buzonear el plano de las líneas de autobuses por todos los domicilios vallisoletanos, en total, unos 120.000.

Ya empezó a hacerlo en plena campaña y la Junta Electoral de zona ordenó parar el reparto porque consideraba que era electoralista, al incluir una carta del alcalde, Javier León de la Riva.

Pero no era la primera vez que lo repartían por los domicilios, ya lo hicieron en el 2003.

También pueden pedir alguno en la oficina de información de la plaza de Zorrilla.