La detención de dos directivos de la planta de la empresa petrolera Saras Energía en Escombreras, acusados de sustraer gasolina para revenderla, aún colea. José Alarcón, secretario general de la Federación de Industria Textil y Química (FITEQA) de CC OO en la Región de Murcia, pidió ayer «que se llegue hasta el fondo» en la investigación». Alarcón manifestó «la honda preocupación de los trabajadores del sector» y se mostró esperanzado en que las detenciones «no afecten a los trabajadores de Saras».