El fiscal de delitos de odio investiga al agresor de la Diagonal por posible misoginia

  • Quiere saber si actuó movido por el desprecio hacia las mujeres y si ya había cometido agresiones similares.
  • La pena por un delito de discriminación oscila entre uno y tres años de cárcel.
  • Es más de lo previsto para los delitos contra la integridad moral, que le imputa el juez, o las vejaciones injustas, de las que le acusa la policía.
Momento de la agresión.
Momento de la agresión.
20minutos

El fiscal especial de delitos de odio y discriminación de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, investigará si la agresión en la avenida Diagonal fue un acto misógeno y si cometió actos similares previamente, han informado a Europa Press fuentes judiciales.

El servicio especial de Odio y Discriminación de la Fiscalía será el encargado de llevar las diligencias penales contra el joven que el 22 de febrero asestó una patada a una mujer mientras un amigo lo grababa en vídeo, según ha avanzado la Cadena Ser.

El acusado, M.G.M., de 24 años y de Talavera de la Reina (Toledo), había quedado en libertad imputado policialmente por una falta de vejaciones injustas, castigado con una multa de entre 10 y 20 días, después de declarar a principios de marzo en la comisaría de la Policía Nacional de esta ciudad.

El Juzgado de Instrucción 6 de Barcelona tiene diligencias abiertas contra él por los presuntos delitos de lesiones y contra la integridad moral. Las lesiones están penadas con entre seis meses y tres años de cárcel pero "siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico". De no cumplir este requisito, podría calificarse de falta, que sólo está castigada con multas y penas de localización permanente.

En cuanto al delito contra la integridad moral, el Código Penal contempla penas de entre seis meses a dos años de prisión. La pena prevista para los delitos de odio y discriminación es superior y oscila entre uno y tres años de cárcel y multas de entre seis y doce meses.

El polémico vídeo

Las imágenes grabadas, que causaron gran indignación en Internet, comienzan con el joven riéndose y haciendo una cuenta atrás mientras un amigo le graba instantes antes de la agresión en un semáforo de la avenida Diagonal a la altura de la calle Enric Granados.

Acto seguido, el agresor se lanzó hacia unas mujeres que esperan en un semáforo o a un taxi y golpeó a una de ellas con los pies, de tal modo que la hizo caer al suelo, acción que fue jaleada entre risas por la persona que lo grabó con su móvil.

En los días siguientes a los hechos, el acusado procedió a borrar su rastro de Internet eliminando su perfil en diferentes redes sociales como Facebook o Instagram, aunque acabó entregándose.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento