Siete soldados de la OTAN murieron este miércoles cuando un helicóptero militar Chinook se estrelló en la provincia afgana de Helmand, en el sur del país, dijeron funcionarios de la alianza.

"Los cinco tripulantes murieron en el incidente. Había también dos pasajeros militares que fallecieron", indicó un comunicado de la OTAN. "Un civil afgano resultó herido por pequeñas armas de fuego luego de la caída", agregó.

La nave Chinook de motores gemelos es usada para transportar a las fuerzas en terreno, municiones y otros cargamentos militares.

Los soldados se encontraban en la zona cuando fueron emboscadas por militantes y pidieron refuerzos militares aéreos, dijo la OTAN.

El inmenso helicóptero militar de dos motores cayó en la provincia de Helmand, donde en los últimos meses las fuerzas de Occidente se han enfrentado en repetidas ocasiones con guerrilleros del movimiento Talibán, luego de un receso por la temporada invernal boreal.

El helicóptero cayó en la región de Kajaki, donde el Gobierno afgano y funcionarios extranjeros esperan eliminar a la insurgencia para desarrollar un importante proyecto hidroeléctrico, que involucrará la reconstrucción de la represa de la zona.

Tras ser completado, se espera que el proyecto incremente la energía eléctrica en la provincia e impulse más desarrollo.

En las últimas semanas, dirigentes de Talibán han amenazado con intensificar sus ataques contra los soldados de la OTAN y de la coalición. Aseguran que han entrenado a cientos de atacantes suicidas para que lleven a cabo ataques.

Los enfrentamientos del año pasado entre las fuerzas de Occidente y militantes fueron los más sangrientos desde el derrocamiento de Talibán en el 2001 a manos de la coalición liderada por Estados Unidos.