Valencia gana 9.000 vehículos al año y sólo 4.000 sitios para aparcar
Los coches invaden el descampado de la calle Botellas.
Dar vuelas y vueltas para dejar el coche bien estacionado es un quebradero de cabeza que la mayoría de valencianos sufren a diario. Aún más si el vehículo se convierte en la herramienta de trabajo y el parque móvil crece más rápido que el número de aparcamientos públicos. De hecho, el año pasado, Valencia ganó 9.000 vehículos.

La cantidad total que hay en Valencia en estos momentos es de unos 370.000, según los datos que maneja el PSOE. El problema que se plantea es la escasez de plazas públicas, ya que sólo hay 180.000.

El Ayuntamiento ha prometido la creación de 16.000 plazas públicas repartidas en 35 nuevos parkings en los próximos cuatro años, lo que supone 4.000 plazas al año, de media, sin contar las que están ahora en construcción en Pintor Navarro Llorens, Jerónimo Muñoz, Conde de Altea-Salamanca y Chile.

Mientras tanto, los conductores de Patraix, Monteolivete y San Marcelino tienen que dejar el coche por donde pueden. En Patraix, señalan que la calle Llanera de Ranes, en hora punta, «se convierte en un hervidero de coches y se forman hasta cuatro hileras».

Algo muy parecido sucede en Monteolivete, cerca del ambulatorio y del centro de especialidades, donde la triple fila es algo común, o en San Marcelino, donde se ven obligados a aparcar en descampados a falta de plazas de aparcamiento.

Los motoristas también sufren

Los conductores de turismos no son los únicos que tienen problemas de aparcamiento, los motoristas también los sufren. Según los datos que maneja el PSOE, hay 65.000 motocicletas y tan sólo 1.500 plazas de garaje públicas para poder dejarlas. El Ayuntamiento, no obstante, hará unas 650 nuevas plazas de aparcamiento para motos en los próximos cuatro años. Según el grupo socialista, la solución pasa por el transporte público: «Si cogiéramos más el bus para ir a trabajar y dejáramos el coche, ganaríamos todos».

Dan las llaves al ‘gorrilla’ y se lía

Aparcan en un descampado, lo bloquean y dejan las llaves de sus coches a un gorrilla Ô El descampado situado en el número tres de la calle Botellas se ha convertido en un auténtico caos.

Ante la falta de espacio para aparcar, muchos vecinos dejan allí sus coches. Antonio, uno de ellos, comenta que el problema llega por las mañanas cuando lo quieren sacar para ir a trabajar: «Está invadido de coches que bloquean las salidas. El gorrilla me dijo que la mayoría eran de vendedores del mercado Central que le dejaban las llaves».

Sin embargo, para poder sacar un vehículo tiene que retirar antes todos los que están delante, «y se niega a hacerlo»: «Ya van dos días que llego tarde al trabajo porque no he podido cogerlo», cuenta. Lo mismo pasa en otro solar de la calle Calabazas.

El problema tiene difícil solución. Fuentes policiales han informado que «el solar de la calle Botellas es privado y no puede entrar la grúa». En cuanto a los gorrillas, afirman: «Se les denuncia por la Ley de Seguridad Vial y, cuando tienen varias, se hace un escrito al juzgado, pero se declaran insolventes».


Pese a todo, la Policía Local levantó 197 actas el año pasado contra ellos. Además, el Ayuntamiento tiene prevista una ordenanza para regular la prostitución callejera, los gorrillas, vendedores de rosas... Carlos N. C.

Dinos @ ) +

... si es difícil aparcar en Valencia

e-mail nosevendevalencia@20minutos.es

correo Xàtiva, 15, 8ª A; 46002, Valencia

o en www.20minutos.es