Una familia caminando de espaldas
Una familia caminando de espaldas. ARCHIVO

Durante el pasado Debate sobre el Estado de la Nación, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció un plan para ampliar los llamados 'cheques familiares' y hacerlos llegar a colectivos de especial atención como familias monoparentales con al menos dos hijos, familias numerosas y aquellas que cuenten con ascendientes o descendientes discapacitados. Además, la medida se amplió también tanto a pensionistas contributivos y asistenciales como a parados con prestación que tengan a personas dependientes a su cargo.

Con la inclusión de estos colectivos, la estimación del Gobierno sitúa en más de un millón los posibles beneficiarios de estas ayudas públicas. La medida, que en la práctica se desarrolla como un impuesto negativo en el IRPF (actúa como una deducción) supone un ingreso neto en nómina de 100 euros mensuales (1.200 euros anuales). Ya se llevaba practicando desde 20o2, como una ayuda directa a madres trabajadoras con hijos menores de tres años.

Un plazo ampliado hasta el 31 de marzo. Quienes tengan derecho a este cheque familiar, que son acumulables, lo pueden solicitar en cualquier momento del año. Sin embargo, el pasado jueves 12 de marzo el Ejecutivo de Mariano Rajoy amplió hasta el 31 de marzo el plazo específico para poder solicitar esta ayuda con el abono anticipado de estos cheques desde el mismo 1 de enero. A partir del 1 de abril tan solo se podrá solicitar el cobro de este impuesto para lo que reste de año, sin efectos retroactivos.

Dentro de los cambios impulsados el pasado 12 de marzo, también se introdujo una modificación en la normativa y los formularios del IRPF, de manera que se especifica que en el modelo 143 (el propio para solicitar el cheque familiar) se especifica a los solicitantes que la fecha que han de hacer constar en el documento es concretamente la de efecto del reconocimiento de discapacidad del familiar o familiares implicados.

Más de 1,7 millones de monoparentales en España

En España hay actualmente 1.707.700 hogares monoparentales, según los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos a enero de 2014. De estas familias, más del 82% están formadas por una madre con hijos, mientras que el 17,3% lo forman padres.

Pese a la gran cantidad de familias con un solo progenitor que hay actualmente en España, serán apenas una fracción los que se puedan beneficiar de esta desgravación fiscal aprobada por el Gobierno, tal como señala Carmen Flores, coordinadora de la asociación Solidaridad con Madres Solteras. Según cuenta, "de nuestra organización, que somos varios cientos de familias, solo se podrán beneficiar una o dos a lo sumo", asegura.

Son varios los impedimentos que convierten esta medida, en la práctica, en algo solo destinado a una pequeña minoría: "Por un lado, porque no está nada claro cómo acceder a esta desgravación. En la web de la Agencia Tributaria hay poca información y está confusa. También porque para poder desgravarse en el IRPF hay que ser declarante del mismo y tener rentas declaradas, y una gran parte de las madres en peor situación no tienen ningún trabajo, o el que tienen es precario", explica.

Y sobre todo no será una medida extendida entre las familias monoparentales ya que la inmensa mayoría no cumple los requisitos impuestos por el Ejecutivo: "Se pueden beneficiar muy pocas ya que la mayoría de familias tienen un hijo como mucho, y las que tienen más de uno tienen reconocido derecho a pensión alimenticia", lo que en la práctica invalida poder acceder a esta ayuda, según cuentan.

Requisitos para pedir el cheque

  • Familia numerosa: Quienes se acojan a solicitar el cheque por ser parte de una familia numerosa tendrán que aportar la documentación acreditativa que lo demuestre.
  • Certificado de discapacidad: Por su parte, quienes se acojan a esta ayuda pública por ser miembro de una familia con personas discapacitadas han de presentar un certificado de ese ascendiente o descendiente concreto.
  • NIF de todos los solicitantes: Todas las personas, menores o no, que figuren en las solicitudes, deberán aportar el número de identificación fiscal (NIF). Los menores de 14 años tendrán que pedir uno especial para menores (con la letra K).
  • Estar asegurado: Al menos el primer solicitante ha de estar dado de alta en la Seguridad Social y haber cumplido unos plazos mínimos de cotización, salvo en el caso de pensionistas y desempleados.

Por internet, o presencial

Las familias interesadas en acceder a estas desgravaciones de forma anticipada pueden solicitarlas hasta el 31 de marzo tanto de forma presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria como a través de la Sede Electrónica del organismo público recaudador.

La propia página web de la Agencia Tributaria incluye un apartado en el que explica, paso a paso y caso a caso, qué procesos hay que cumplir para cumplimentar el modelo 143 y así poder solicitar el abono adelantado de los 1.200 euros anuales en el IRPF.