El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha plantado este martes un pistachero en una finca de Tàrrega del Borges Internacional Group, propiedad de la familia Pont, y ha agradecido a la compañía que plante 50 hectáreas en tierras regadas por el canal Segarra Garrigues.

"Gracias por haberos puesto en casa, porque lo habéis hecho en otros muchos sitios, y por hacerlo en este momento, porque hay que dar mensajes de confianza", ha dicho en la Masia Mas de Colom, tras plantar el árbol en una finca cercana.

Mas ha afirmado que el Segarra Garrigues está en marcha, aunque todavía no tiene la fuerza necesaria, porque "quedan miles de hectáreas potenciales para poner en servicio y para regar".

El canal segarra garrigues

Ha valorado el avance de los cuatro años en los que se ha multiplicado por seis las hectáreas que se pueden regar, de 2.000 a 12.000, y se han multiplicado por ocho las que están en regadío efectivo de 800 a 6.000.

"Lo que tenemos ahora es una parte relativamente pequeña de lo que podemos llegar a tener si la mancha de aceite se extiende. El futuro es el regadío, y el futuro en plantaciones que tengan un valor añadido y sirvan para que la gente se gane la vida y se la gane mejor y con garantías", ha afirmado.

Además de los hermanos Anton, Ramon y Josep Pont y sus familias, en el acto ha estado el presidente de la Diputació de Lleida, Joan Reñé; el conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, y los responsables de Agricultura en la época de Jordi Pujol en la presidencia: Francesc Xavier Marimon y Josep Grau.

Consulta aquí más noticias de Lleida.