El Pleno del Tribunal de Cuentas aprobó, en su sesión de 26 de febrero de 2015, el 'Informe de Fiscalización de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, ejercicio 2012', destacando diversas "deficiencias" relacionadas con el control interno, el sistema contable y presupuestario y el Servicio Murciano de Salud (SMS), poniendo de manifiesto la necesidad de avanzar en el cumplimiento de las recomendaciones formuladas.

El Informe, al que ha tenido acceso Europa Press, recoge los resultados del control económico-presupuestario de la actividad desarrollada por la Administración regional y las entidades que integraban su sector público, analizando, especialmente, la ejecución anual de los Presupuestos, la estabilidad presupuestaria, los mecanismos extraordinarios de financiación y el Plan de Ajuste presentado.

Así como la gestión de la contratación administrativa, los gastos de personal, el endeudamiento financiero y la actividad económico-financiera del Servicio Murciano de Salud y de la Televisión Autonómica en 2012.

De tal forma, el Tribunal sostiene que las cuentas anuales del ejercicio 2012 se han rendido dentro del plazo previsto, "presentan la estructura y contenido establecido" y concuerdan con la documentación complementaria, sin perjuicio de las salvedades y deficiencias expuestas en el informe.

Respecto a los controles desarrollados en la Comunidad, al igual que años anteriores, destaca el elevado grado de cobertura de los planes, tanto desde el punto de vista objetivo como subjetivo (Consejerías, organismos autónomos, sociedades mercantiles regionales, Fundaciones y Consorcios autonómicos, así como las ayudas percibidas o actuaciones financiadas total o parcialmente con fondos procedentes de la Unión Europea).

Pero detecta "debilidades y deficiencias" de control interno en áreas relacionadas con la planificación, programación presupuestaria y gestión contable, así como en la gestión patrimonial de bienes y derechos, la gestión de los gastos presupuestarios y las cuentas deudoras y acreedoras, que, según el informe, "ponen de manifiesto la necesidad de mejorar y revisar los procedimientos aplicados en la gestión de la actividad económico-financiera de la Comunidad".

Tras lo que se recuerda que la Comunidad incumplió el objetivo de estabilidad presupuestaria del -1,5% de su PIB regional establecido para el ejercicio 2012, al haberse registrado un déficit del -3,10% en dicho año, con una tendencia decreciente frente a los déficits del -4,94% y -4,46%, del PIB regional registrados en 2010 y 2011, respectivamente.

A este punto recuerda que de acuerdo con lo exigido en el artículo 24 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, la Comunidad formuló y presentó al Ministerio de Hacienda un Plan económico financiero, cuyas medidas fueron declaradas idóneas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de 31 de julio de 2013. No obstante, apunta, dichas medidas "no fueron suficientes" para mantener el déficit de la Administración dentro de los objetivos establecidos para dicho año.

En 2012, la Comunidad se acogió a los mecanismos extraordinarios de financiación aprobados a través del Real Decreto Ley 7/2012, de 9 de marzo, por el que se crea el Fondo para la financiación de los pagos a proveedores y del Real Decreto Ley 21/2012, de 13 de julio, de medidas de liquidez de las Administraciones públicas y en el ámbito financiero por el que se crea el Fondo de Liquidez Autonómico.

El importe pagado con el mecanismo de pago a proveedores ascendió a 1.037 millones de euros y la financiación recibida en 2012 a través del Fondo de Liquidez Autonómico se situó en 536 millones. El Plan de Ajuste presentado al Ministerio, "fue consistente y guardó la oportuna coherencia" con el Plan Económico-Financiero de Reequilibrio presentado por la Comunidad para el periodo 2012-2014, añade el informe.

En cuanto al avance del proceso de reordenación y reestructuración del sector público, iniciado en julio de 2010, de las cien entidades existentes al principio del proceso, a 1 de abril de 2014 se habían producido 38 bajas netas y otras 17 entidades se encontraban en proceso de extinción, cumpliendo prácticamente el objetivo previsto de contar con 42 entidades a final de 2014. Según los datos publicados por el Ministerio de Hacienda, el ahorro realizado por dicha reestructuración a 1 de julio de 2013 ascendía a 60 millones.

Añade que el personal de la Administración general, de sus organismos autónomos, empresas públicas, fundaciones y Universidades ascendió en 2012 a 53.960 empleados, lo que implica una disminución respecto al año anterior de un 7 por ciento. Asimismo, las obligaciones reconocidas por gastos de personal se redujeron en un 7%, debido principalmente a la aplicación del artículo 2 del Real Decreto Ley 20/2012 (supresión de la paga extra o equivalente).

El informe destaca también que el endeudamiento financiero se incrementó un 70% debido, principalmente, a los préstamos formalizados para financiar el plan de pago a proveedores, situándose a fin de ejercicio en 4.530 millones, como consecuencia de la conversión de la deuda comercial en deuda financiera.

Asciende un 111%

El gasto del sms

El gasto durante 2012 del SMS ascendió a 2.060 millones, con unas pérdidas de 1.977 millones, un 5,9% inferiores a las registradas en el ejercicio anterior, poniéndose de manifiesto "que los ingresos generados por la empresa sanitaria regional únicamente han cubierto el 1% de los gastos incurridos en el ejercicio". El gasto sanitario de dicho servicio sanitario ha aumentado en 2012 un 111% respecto al registrado en 2002.

En el análisis realizado del Servicio Murciano de Salud se han puesto de manifiesto "carencias, deficiencias e incumplimientos", entre los que destacan la ausencia de una contabilidad analítica que permita obtener información de los costes por procesos sanitarios; "la ausencia de un plan global de ordenación de recursos humanos; la falta de realización sistemática de inventarios de inmovilizado y la adquisición descentralizada de medicamentos, productos y material sanitario" sin que se dispusiera de normas y procedimientos uniformes sobre los sistemas de aprovisionamiento.

También la falta de procedimientos normalizados en la determinación de las tarifas aplicadas para la asistencia concertada con entidades privadas; así como retrasos en la tramitación y aprobación y falta de actualización y renovación de los contratos de concurso centralizados, hace hincapié el informe.

Respecto al Grupo Radiotelevisión, recuerda que "ante la insostenibilidad económica del modelo existente, y debido a las pérdidas recurrentes del grupo", la Administración consideró necesario un cambio en el modelo organizativo y de gestión de la sociedad Televisión Autonómica de la Región de Murcia, definiéndose un modelo de gestión directa del servicio público de comunicación radiofónico y un modelo de gestión indirecta para el servicio televisivo.

Este modelo de gestión indirecta consiste en la realización del servicio público de comunicación audiovisual por un tercero adjudicatario de un concurso público y el control de cumplimiento del mismo por parte de la Empresa Pública Regional Radiotelevisión de la Región de Murcia, en función de contratos programa basados en un mandato marco dictado por la Asamblea Regional.

Finalmente, el informe reitera varias de las recomendaciones recogidas en los Informes anteriores e incluye otras encaminadas a mejorar la gestión económico- financiera de la Comunidad Autónoma.

Consulta aquí más noticias de Murcia.